Oración para salir adelante después de una separación

Oración para salir adelante después de una separación

Poderoso Dios de amor, elevo mi mirada hacia el cielo para entregarte mi gratitud por todo lo que haces por mi. Gracias por el don de la vida y la fraternidad, porque tengo una familia que en estos momentos duros que estoy pasando, son mi soporte y mi refugio, me brindan su apoyo incondicional y me corrigen con amor fraterno. Bendito seas por siempre Señor maravilloso.

Unida a mi gratitud, quiero ofrecerte toda la sinceridad de mi corazón, pues me siento muy oprimido y desconsolado porque acabo de separarme de la persona que amo y me cuesta poder aceptarlo aún. Me duele mucho saber que una relación que fuimos formando, pero que quizás por diversos factores se haya desmoronado y nos hayamos separado, aunque de diversas maneras he tratado de recuperar esta unión, de volver a ser como antes, no funcionó.

Me hago muchas preguntas, dudas rondan constantemente mi cabeza, que me afligen y no me dejan a veces conciliar el sueño o hacer bien las responsabilidades que tengo pendientes, pues siento mucha pena dentro de mi Señor, que me absorben las ganas de hacer todo con el alma, es como si una parte de mi vida se haya esfumado bruscamente y me queda un vacío, un gran vacío que estaba unido a tantos planes y proyectos que tenía, sueños y metas que en el aspecto sentimental quería ir cumpliendo con el pasar de tiempo.

Dios de piedad, camina conmigo en estos momentos tan tensos, que el desamor no me sumerja en la tristeza.

Ahora desearía que Tú llenes ese vacío, tal vez todo lo que me está pasando es parte de tu voluntad en mí. Satúrame con tu amor Señor y ayúdame a sanar todo el dolor que estoy sintiendo, todo lo que mi relación ha causado, quiero superar la angustias que tengo, posa tus poderosas mano sobre mí bendito Padre, para sanar el corazón y volver a sonreír.

No dejes que el dolor me nuble la oportunidad de poder salir adelante Dios bueno, quiero tener la elección de ponerme en pie de nuevo y caminar con la mirada esperanzada en que todo pasa y nada debe de turbarme. Porque si Tú permites la carga y el dolor, también brindas la fuerza para sobrellevarla con fe y humildad.

Que todo lo que esté pasando me purifique y vaya reforzando mi vida como un milagro diario. Toma muy fuerte de mi mano Señor, para que que pueda formar un pacto contigo, quiero entregarme nuevamente a Ti y poner mi situación en tus inmaculadas manos. Dame tu protección mi Dios, para que tu luz sea quien me cuide mientras limpias las lágrimas de mi rostro.

Sana a los quebrantados de corazón, venda sus heridas.

Quiero confiar en Ti plenamente Dios Padre, para que mis planes puedan coincidir con los tuyos, pues tu visión es perfecta, quiero poder comprender todo lo que colocas y quitas, Tú sabes muy bien que es lo que realmente me conviene, con tu sabiduría podré manejarlo correctamente.

Ayúdame mi Señor, a sostenerme con la oración, que sea el arma para sanar mi corazón y emprender una nueva etapa, para ser sincero al perdonar y aceptar los errores que cometí, quiero aprender a ser responsable de todo lo que hice y piense.

Si esta separación a de ser definitiva y es un beneficio para los dos, pues, con el dolor que siento que se haga tu voluntad y no la mía. Pero si es parte de tu plan que seamos uno solo en Ti, ayúdame a encontrar una solución para empezar desde cero si fuera necesario, pero antes te pido que sanes mi corazón y el de la persona que era mi compañero o compañero, para podamos estar en comunión contigo.

Dios mío, Tú conoces lo que es mejor para mí, sabes los caminos que debo tomar. No sueltes mi mano en esta tristeza.

De no ser así, dame mucha fuerza Dios todopoderoso, para que nuestros caminos puedan mejorarse al estar separados, restaura el entusiasmo que mi alma tenía y aparta todo sentimiento tóxico de rabia o envidia que puedan destruir mi vida y hundirme en la desesperación. Abrázame muy fuerte Señor, te necesito como no te puedes imaginar.

No permitas que siga cayendo en el fondo de la tristeza, envía a tu Espíritu Santo para que consuele mi corazón, no quiero cambiar drásticamente de actitud ante los demás, ayúdame  a aceptar que esta es mi realidad pero que si pongo de mi parte podré ir superando todo poco a poco.

Quiero estar bien Dios mío, que ahora toda mi atención esté puesta en Ti, en mis hijos, mis amigos o mis seres más queridos, ellos junto a tu presencia serán el combustible que me impulsará a mi corazón a continuar aprovechando todo lo que me ofreces. Por ahora, enséñame a vivir esta triste etapa como realmente tiene que ser, a Tu lado y con convicción, te lo pido en el Nombre de Jesús, Amén.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Don`t copy text!