Oración de la mañana para el 20 de Enero

Bendito seas Dios maravilloso y omnipotente, porque tienes para mí un nuevo día. Gracias porque me puedo despertar gozando de salud, junto a Ti. Gracias porque le concedes a mi familia la dicha de despertarse con bien y poder disfrutar de un día lleno de muchas alegrías.

Amado Señor, hoy dispongo mi corazón para Ti, que el día pueda ser repleto de fraternidad, unión y paz. Que mi corazón guarde siempre un mensaje de amor y que mi vida pueda reflejar tu gracia y tu bondad. Quédate a mi lado en el camino que pueda emprender y cuida los destinos a los que tenga que llegar.

Gracias adorado Señor, porque tengo la certeza de que este día lo diseñaste para mí, porque me otorgarás muchos beneficios si logro esforzarme al máximo. Padre santo, esta mañana, te pido que tus bendiciones caigan sobre mí, pero en proporción a mi sacrificio. Quiero conseguir superar las pruebas colocando todo de mi parte y dejándote la voluntad a Ti.

Señor bendito, ayúdame a tener mucha más humildad para poder reconocer mis errores, para aceptar que me puedo equivocar y puedo hacer sentir mal a mis hermanos. Dame la sensatez para analizarme y así reconocer cuales son mis debilidades y qué aspectos de mi vida debo mejorar. Sé que con tu ayuda podré convertirme en un instrumento de amor para Ti.

Ayúdame a perdonar, a no guardar resentimiento ni recelo, pues mi corazón puede cargarse de sentimientos negativos y eso no ayuda a edificar mi alma. Por más fuerte que haya sido la ofensa de mi hermano, ayúdame a saber perdonar, a ver las situaciones con tus ojos y a superar ese orgullo que tanto mal me hace.

Oración de la mañana para el 20 de Enero
Dios precioso, aunque no comprendo tu planes, quiero servirte y amarte todos los días de mi vida.

Hazme mejorar con el correr de los días, corrige mis errores y dame la sabiduría para saber enmendar las cosas que hice mal. Quiero vivir una mañana con un corazón renovado, con mi alma limpia y con ganas de servir a los demás. Padre eterno, que mis actitudes sean testimonio de que te conozco y de que te tengo presente en mi vida.

Dios eterno, tengo muchos motivos para bendecirte y alabarte en este día, pero el principal es el amor de mi familia. Gracias por concedernos la salud que necesitamos, gracias por el hogar que nos resguarda, gracias porque nos ayudas a conocerte mediante la oración y tu palabra. Gracias porque todo lo haces por nosotros.

Eres misericordioso, bendito Señor, gracias porque siempre escuchas mis oraciones y porque tengo la confianza que tomas en cuenta lo que pido y me lo irás dando en los momentos que creas conveniente. Restaura todo lo que se ha ido desgastando: renueva mi fe, mi ánimo y mis ganas de seguir adelante en el camino de la salvación.

Padre de bondad, quédate conmigo en todo momento. Protege mi vida, cuida mis pasos y los pasos de mi familia. Cuídame de todos los males que puedan acecharme y concédeme un día lleno de mucho favor. Ahora me dispongo a empezar el día, Padre Santo. Todo esto te lo pido en el nombre de Cristo Jesús, Amén.


Don`t copy text!