Oración para pedir la protección de Dios

Oración para pedir la protección de Dios

Altísimo Padre que moras en los cielos, tan grato es poder hablar contigo y expresarte mis más íntimos deseos, poder agradecer todo lo que haces por mí, por mis seres queridos y por mi porvenir, gracias por ser bendecido con esta hermosa familia, con alimentos y con un techo en el cuál puedo vivir junto a mi familia.

Mi oración es sincera Señor y de todo corazón, porque confío en Ti, en tu poder y sé que si pido de corazón Tú darás oído a mis oraciones y las contestaras en la medida de lo que sea justo para mí. Hoy vengo hacia Ti pidiendo tu sagrada protección, porque contra Ti, nada puede Señor.

Vengo hacia Ti con un corazón contrito, clamando por tu poder, para que puedas brindarme toda la protección que necesito en estos tiempos tan difíciles, porque abundan las personas que quieren dañar a otros sin razón, porque la maldad se ha adueñado del mundo y temo por mi vida, por mi bienestar y el de mis seres queridos.

Oración para pedir la protección de Dios
Señor mío, cúbreme con tu mano poderosa y líbrame de los males que existen en el mundo.

Misericordioso Dios, Tu eres el único que puede librarnos de estos males, el único que es capaz de apartar el mal de este mundo, de nuestro alrededor, eres el único que tiene el poder de desterrar a los malos, a los que dañan a otros solo por diversión o venganza.

Te pido humildemente, bendigas mi hogar y lo cubras con tu manto sagrado, porque necesitamos de Ti, de tu protección para mantenernos a salvo, no quiero que la mano del malvado toque mi casa o lastime a mi familia, por eso clamo a Ti con fervor, porque solo Tú puedes mantenernos con bien.

Dame la dicha de poder disfrutar mis días junto a quienes más amo, de poder compartir experiencias, cumplir sueños, vivir día a día; no permitas que la pena, la tristeza y el dolor entren en mi hogar, no permitas que puedan dañarnos y causarnos penas.

Oración para pedir la protección de Dios
Cuídame, oh Dios, porque en Ti busco refugio. Salmos 16, 1.

Deja que tu sagrado espíritu more en nuestro hogar y que nos acompañe en cada paso, para que pueda guiarnos y apartarnos del peligro que acecha en las calles. No nos dejes solos en este mundo que se ha ido perdiendo cada día más, donde es más fácil herir que amar, en este mundo donde la maldad se a apoderado de tantos corazones y es más fácil servir al enemigo que a Ti mi Dios misericordioso.

Quédate conmigo mi Señor, que el enemigo tiemble al saber que eres mi protector, que se aparte de mí y de mi familia toda persona que quiera dañarnos, todo falso amigo que quiera traicionarnos, aleja de nosotros aquellas personas que solo buscan aprovecharse de nuestra bondad, aleja toda mentira y falsedad.

Solamente a tu lado me siento seguro Padre Amado, porque tu calor me hace sentir que nada puede contra mí si estoy de tu lado, porque me das la seguridad de estar protegido si guardo tus mandamientos, porque sé que aún en momentos de peligro, Tú estás conmigo, guardándome, guiándome y mostrándome las salidas.

Oración para pedir la protección de Dios
Padre Santo, que el enemigo no tenga poder sobre mí, dame la seguridad de que estarás guiando mis pasos en todo momento.

Sé que cometo muchos errores a diario mi Dios, sé que nos soy perfecto y que muchas veces te he fallado, pero me esfuerzo a diario por ser de tu agrado mi Señor, porque quiero compensar toda la dicha que desbordas en mi vida, quiero poder regresar al menos un poco de toda la felicidad que Tú me das.

Es por eso que en mis posibilidades, brindo a otros mi protección, si me es posible ayudar a otros, me hago presente mi Señor, porque sé que es lo que esperas de mí, porque me has dado las mejores enseñanzas y el mejor ejemplo de tu amado hijo Jesucristo, que entregó en demasía su bondad y su servicio a los demás sin esperar nada a cambio.

Del mismo modo quiero que me permitas ser un hombre de bien, alguien en quien las personas puedan confiar y apoyarse, porque sé que muchos necesitan de Ti, y yo quiero ayudarles a llegar a tu camino, bendícenos y danos el precioso regalo de tu protección, para que nada malo nos pase, para que no perdamos la vida en manos de otros. Protégenos Padre Santo y no permitas que los malos sentimientos nos pongan en el lugar del agresor. Todo esto mi Dios, te lo pido con mucho fervor y amor, en el nombre de Jesucristo, Amén.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Unidos en Oración © Todos los derechos reservados
Unidos en Oración
Left Menu Icon