Oración para agradecer el pan de cada día

Oración para agradecer el pan de cada día

Amado y bendito Dios, me siento muy agradecido este día por haberme dado el don de la vida, por todas tus atenciones, por cada una de tus bendiciones Señor, me siento dichoso de ser tu hijo, de ser parte de tu maravilloso plan de salvación.

Como cada día Padre, me bendices y me das lo mejor de Ti para llevar una vida digna y justa en este mundo. Gracias mi Amado Señor, por darme el pan de cada día, porque sobre mi mesa no falta bocado para mi familia.

Gracias mi Dios Bendito, porque nos permites nutrir nuestros cuerpos con los alimentos que nos provees, porque podemos llenarnos de energía, de múltiples vitaminas, de todo aquello que nuestro cuerpo necesita para estar saludable y lleno de vida.

Oración para agradecer el pan de cada día
Padre Santo, gracias por tus bendiciones y por el alimento diario que nos permites compartir en familia.

Estoy agradecido mi Dios porque me permites trabajar, porque con estas manos, puedo labrar el bienestar de mis hijos, porque puedo desenvolverme en un trabajo y poder cubrir las necesidades de mi familia, su vestimenta, su educación y sobre todo su alimentación.

Te pido mi Señor que bendigas siempre mi camino, mi vida, para poder gozar de buena salud y seguir cumpliendo con mis responsabilidades, que pueda seguir velando por los miembros de mi familia, que pueda brindarles todo aquello que necesitan, todo aquello que desean y si está en tus planes mi Señor.

Quiero pedirte Dios Misericordioso, que el hambre no ocupe un lugar en mi casa, que no permitas que mis hijos se vayan a la cama con el estómago vacío, pero si algún día, es esa tu voluntad, nos des la fuerza y la fe suficientes, para salir adelante, para no rendirnos y buscarnos el pan de cada día con el mismo ánimo y esfuerzo de siempre, para no dudar de tu santa voluntad Dios Bendito, porque todo lo que haces y permites en nuestras vidas, es parte de tu sagrado plan para nosotros.

Oración para agradecer el pan de cada día
Danos hoy el pan nuestro de cada día. Lucas 11, 3

Que nos des humildad de corazón Padre Santo, para no dar nada por hecho, para que podamos esforzarnos igual que todos nuestros hermanos que a diario luchan por sostener a sus familias, que seamos inteligentes y perseverantes cuando el alimento falte, que podamos encontrar la forma de conseguir lo que necesitamos.

Hermoso Señor, que el amor por nuestro prójimo nos envuelva y nos inste a ayudar a otros, a quienes no tienen que comer, a quienes tienen que pasar dolor y hambre en las duras calles de este mundo, que mientras podamos ofrecer un plato de comida a alguien, lo hagamos, y que ni el egoísmo ni la indiferencia nos paren mi Señor.

Padre celestial, que cada alimento que pongas en mi mesa, lo sepamos agradecer, que seamos agradecidos con cada una de tus bendiciones, por cuidar de nosotros, por siempre permitirnos tener lo que es necesario para vivir y gozar de buena salud.

Oración para agradecer el pan de cada día
Misericordioso Dios, tu bondad no tiene comparación, gracias por el pan que partimos en nuestra mesa.

Bendice mi Señor los alimentos que pones sobre nuestra mesa, bendice las manos de quién los ha preparado, a quienes cultivaron las frutas y verduras, a quienes los distribuyeron para que nosotros podamos comprarlos y que hoy estén en nuestra mesa.

Te pido Señor tu bendición para todas aquellas personas que trabajan en la industria alimentaria, para que siempre puedan ejercer sus labores con total responsabilidad y profesionalismo, porque de ellos depende la salud de miles de personas.

Con mucho fervor, clamo a Ti, mi Santo Señor de la misericordia, para que cada alimento que sea para el provecho de mi familia, venga de manera honrada a mi mesa, y que Tú Santo Dios, lo bendigas, hoy y siempre. Con mucho amor te doy mi oración, esperando sea escuchada, en el nombre de Jesucristo, nuestro amado Salvador, Amén.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Don`t copy text!
Left Menu Icon