Oración de la noche para el 28 de Marzo

Mi Querido Señor, otro día se va, y no puedo evitar agradecerte por haber permitido que llegue con bien junto a mi familia al término del día, gracias mi Amado Padre, porque me has llevado de tu mano a lo largo de la jornada, y porque mi fe se fortalece gracias a tu constante apoyo.

Gracias Mi Dios, porque el pan estuvo hoy sobre mi mesa, porque mi familia no pereció, y mis amigos gozaron de bendiciones, te agradezco tanto Padre porque me has cuidado durante toda la noche, has velado mis sueños y los de los que amo, no nos dejas ni un segundo y eso fortalece mi confianza en Ti, Eterno Padre.

Estoy agradecida contigo Señor, porque este día ha sido de provecho, hoy pude cumplir mis objetivos y pude ayudar a otros, gracias por darme mis brazos y piernas que hoy me sirvieron de mucha ayuda para darle una mano al caído.

Bendito Señor, tus pruebas me hacen fuerte, tu calidez me vuelve más humano y tu perdón me quita el rencor del alma, me has amado y protegido siempre Santo Dios, no tengo ningún reproche porque eres un verdadero Padre y porque me llevas a diario por el sendero de tu verdad, que es la verdad absoluta.

Oración de la noche para el 28 de Marzo
Deja de lado todas las preocupaciones y los pensamientos de agobio, entrégate a la paz de Dios

Esta noche oscura Señor, te suplico cubras mis sueños con tu manto Sagrado, para que el temor al fracaso que me acecha a menudo, pueda desaparecer, y solo quede en mí la confianza para cumplir mis objetivos en el nuevo día.

Te pido con fervor, Padre Santo, que cuides esta noche a quienes no tienen donde cobijar sus sueños, te pido los protejas, sobre todo a aquellos que no pueden defenderse del mal, protege a los niños, a las mujeres, a los ancianos y a los hombres que sufren persecuciones, que sufren en carne propia el dolor que producen las calles.

Te suplico mi Señor, que esta noche, mis hermanos puedan gozar de reposo, que sus cuerpos obtengan el descanso que necesitan, y que Tu Santo Espíritu nos acompañe a todos, para que guíes nuestros sueños hacia Ti, para que nadie se pierda en malos pensamientos oh Padre Santo.

Yo siempre estoy presto a tu voluntad Mi Dios, no hay nada que yo pueda desear más que tu amor, y es por eso que espero paciente a tu respuesta a mis oraciones, esperando siempre lo mejor para mí y mis hermanos. Te amo con todo mi amor Padre Eterno, en el nombre de Jesucristo, Amén.

67 comentarios en «Oración de la noche para el 28 de Marzo»

  1. Buenas noches, Amado Padre de bondad, el día ha terminado, y me pongo en tu presencia, para darte gracias por el día que me permitiste disfrutar, me diste salud, me diste una familia que me acompañó, un techo donde resguardarme, vestido para cubrir mi cuerpo y sustento para cubrir mis necesidades y las de mis seres queridos. Gracias porque pusiste alimento sobre nuestra mesa y me permitiste compartirlo.
    Te doy gracias por todo lo vivido este día, por haber cuidado de nosotros, por haber permanecido atento a mis súplicas de protección a mis seres queridos, y a todos los que están necesitando de tu divina misericordia.
    Perdóname Señor por las ofensas y errores cometidos durante este día, Por las fallas que molestaron a mi prójimo, por la indiferencia y los malos momentos que los hice pasar, y si en algún mal momento me olvidé de Tí, perdónamela Señor.
    Cuida y bendice a mi familia, protégelos del enemigo defiéndelos, y no permitas que plaga alguna, se acerque a ellos, bendice a tu pueblo Señor, líbralos de todo mal, cuida de mis amigos, mis vecinos, mis hermanos en la fé y a nuestros sacerdotes que siempre están orando por nosotros, también te pido por los enfermos, sobre todo a los que están siendo victimas de la pandemia, los ancianos que son susceptibles al mal, a los niños y a las mujeres que luchan por sus familias.
    Señor yo sé que escuchas mis oraciones y que en su momento serán atendidas, pero jamás olvidadas, gracias por este momento en que me dispongo a descansar, permíteme conciliar el sueño no permitas que mi mente se llene de malos pensamientos, y arrúllame en tu regazo como un niño se refugia en los brazos de su padre para que pueda descansar y recuperar mis energías, para así , si es tu voluntad, pueda gozar de un nuevo día, y poder amarte, alabarte y servirte, y continuar las obras que me has encomendado, por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!