Oración de la noche para el 27 de Enero

Misericordioso Señor, esta noche me postro de rodillas ante tu presencia para darte gracias por el día que pude compartir. Gracias porque me prestaste salud y porque cuidaste cada paso que pude dar. No me cansaré de darte gracias y bendecirte por la bondad infinita que me muestras y porque, a pesar que no soy digno de recibir tus bendiciones, me lo entregas todo de tus manos.

Señor maravilloso, es bueno llegar a la noche y darte pleitesía. Mereces todo de mí y, en esta oración, quiero que mi alabanza pueda llegar a Ti. Eres todopoderoso y eterno, mi buen Señor, cada día y cada noche haces que pueda enamorarme más y más de Ti.

Adorado Padre, quiero pedirte perdón por las faltas que cometí, perdón porque pude mostrar un lado que no es bueno. Perdón por mi ego, arrogancia, soberbia e indiferencia, perdóname porque me alejo de Ti y me expongo a merced del enemigo. Mi Señor, concédeme tu absolución para poder descansar tranquilamente en esta noche.

Dios de los cielos, te entrego mi fatiga y mi cansancio. Hazme descansar y concédeme la gracias de vivir un día más. Sé que hay muchas cosas que dejé inconclusas y tengo la certeza de que mañana, las cumpliré todas, si estás a mi lado.

Oración de la noche para el 27 de Enero
Buenas noches. Descanso tranquilo porque tengo la certeza de que tu amor es inmensamente grande para mí

Quiero pedirte en esta noche, por las personas que terminan su día con alguna dificultad, por aquellos que se irán a acostar sin darte gracias o por aquellas personas que sienten indiferencia a sus hermanos. Que tu compasión, tu misericordia y amor se posen en sus corazones, para que reflexionen y enderecen el camino que están tomando.

Dios misericordioso, no permitas que este mundo caiga en las tinieblas, que la gente no se deje manipular, influenciar y dirigir por líderes sin respeto por la vida. Mi Señor, concédeles paz, calma y valentía para sublevarse frente al mal y que retornen al camino que tienes preparado para ellos.

Gracias, bendito Señor, porque este día llegó a su final y gozo de buena salud. Gracias porque derramaste tus bendiciones y protección sobre mi hogar y sobre cada una de las personas que más quiero. Concédeles un nuevo amanecer lleno de esperanza y de tus promesas, con la dicha de permanecer unidos y con mucho amor.

Padre hermoso, ahora me dispongo a reposar mi cuerpo con mucha ilusión de que me puedas regalar un día más a tu lado. Bendito Dios, que este descanso renueve mis fuerzas, que se lleve toda la fatiga que acumulé y que, el día de mañana, pueda conseguir muchas victorias que me den la abundancia y la prosperidad que tanto anhelo, en el nombre misericordioso de tu Hijo amado, Jesucristo, Amén.

83 comentarios en «Oración de la noche para el 27 de Enero»

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!