Oración de la noche para el 26 de Mayo

Mi buen adorado Señor, una cortina de estrellas va alumbrando el cielo oscuro de la noche, para encender mi corazón en medio del cansancio y poder dirigirme a Ti. Gracias por este día que ya está culminando, porque la manifestación de tu amor estuvo en todos los espacios y rincones de mi día.

Gracias poderoso Dios, porque me cuidaste de los peligros, como el hijo tuyo que soy. Gracias porque a pesar de hay mucha maldad en este mundo, no dejaste que nada me lastimara, me protegiste y me llenaste de bien íntegro; pude volver a casa tranquilo después de haber realizado todas mis actividades.

Tu amor me hace mucho bien Señor, reconforta este corazón que duramente se equivoca a diario, pero que tiene mucha necesidad de Ti. Por ello, hoy elevo mis plegarias hacia tu altar, como mi mayor ofrenda para que las escuches y así, te puedas quedar conmigo. 

Ven Señor, a bendecir mi hogar y a cada uno de las personas que habitamos en ella, cubre nuestras vidas con tu precioso manto, que no quede ningún espacio sin tu presencia. Que tu luz sea como la vela indispensable que mi habitación necesita para no poder caer en las tinieblas. 

Buenas noches, recuerda que el miedo no viene de Dios. El nos ha dado un espíritu de lucha.

Ayúdame a fortalecer mi espíritu, a tener la esperanza de que los problemas por los que paso, tendrán solución, que todo estará bien. Toma mis pensamientos, mis dudas y hazte cargo de ellas, Oh Padre bueno, quiero que me acompañes en cada lucha, porque solo no puedo.

Toma entre tus brazos mi Señor, todo lo que te pido, cuídame mientras duermo y arrúllame como el pequeño que soy ante Ti. Alivia las cargas de mis familiares y de mis amigos, nadie más que Tú los conoces a profundidad, sabes lo que temen, lo que les parte el corazón y que han anhelado desde niño. 

Esta noche bendito Dios, también te pido a que me ayude a comprender los planes que tienes para mí. Me es difícil muchas veces, desprenderme de algo que yo creo conveniente para mi vida y no lo es, porque no veo tu rostro en ello. 

Ya estoy por cerrar mis ojos, estoy demasiado cansado Dios mío. Quédate a mi lado, me siento más seguro contigo no tengo temor a tener malos sueño. Gracias por escuchar todo lo que te digo y, si es tu voluntad, concédeme la dicha de poder despertar para ser reflejo tuyo para todos los que te busque, en el nombre vivo de Jesús, Amén.

53 comentarios en «Oración de la noche para el 26 de Mayo»

  1. Buenas noches, Padre Celestial, la noche ha llegado, y me dispongo a descansar pero antes de retirarme, te doy gracias Amao Padre, por este día que concluyó, gracias por las bondades recibidas en tu Santo Nombre, gracias por haber estado junto a mí y mis seres queridos, acompañándonos, guiándonos, cuidándose, gracias por los beneficios obtenidos, por nuestra casa, vestido y sustento, gracias por los alimentos que tuvimos en la mesa y pudimos compartir, , gracias por la salud de la que gozamos mi familia y yo, por que nos permitió realizar nuestras actividades.
    Te pido perdón por los errores que haya cometido, por las fallas y ofensas en contra de mis hermanos, porque si los ofendo a ellos te ofendo a Tí, Señor dame un corazón limpio, semejante al tuyo, que me permita ayudar a mi prójimo en la medida de mis posibilidades,, que yo sea un mensajero de tu palabra y pueda compartirla con quienes me rodean,.
    Amado Señor, cuida y protege a mis hijas, mis hermanas, mis sobrinos, a todos los integrantes de mi amada familia, derrama tus bendiciones sobre ellos y cúbrelos con tu Manto Sagrado, no permitas que el peligro se acerque a ellos ni dejes que sean victimas de ese virus que tanto daño está causando. a la humanidad, ten piedad y isericordia del mundo entero, que está siendo atacado por este virus, dale sabiduría a los que concediste el Don de la sabiduría para que puedan encontrar una ir par solucionar tan grave enfermedad que está causando tanto daño a la humanidad.
    Padre A,moroso, esta noche permíteme descansar en tu regazo, al igual que a mis seres queridos, cobíjanos en tus brazos y permite que recuperemos las fuerzas que gastamos este día y si es tu voluntad, concédenos un nuevo día lleno de esperanzas para solucionar mis aflicciones , mis problemas económicos que tanto me preocupan, y permíteme despertar mañana, y seguir amándote, alabándote, y sirviéndote, confiando en Tí y en tu Divino Hijo Jesucristo Rey de Reyes y Señor Nuestro. Amén.

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!