Oración de la mañana para el 11 de Diciembre

Divino Señor, me presento ante Ti en este nuevo día que inicia. Me despierto con mucha fe y alegría solo para alabarte y bendecir tu nombre, para glorificarte y reconocerte como sumo hacedor de la Tierra, agradecerte por tu infinita bondad y ternura paternal. Bendito seas por siempre, mi buen Señor.

Que hermoso es despertar día a día y contemplar tu asombrosa creación. Sentir tu divina presencia dándome bendiciones, alegrando mi vida y envolviendo mi corazón con tu amor, recordándome que todos los dones que tengo son por tu santa voluntad, Bendito Dios.

Padre de bondad, quiero pedirte que este día prepares mi corazón y mi fe para resistir las pruebas que vengan sobre mí. No te apartes ni un segundo porque tu presencia me da el valor y la fuerza para continuar. Bendice mi camino y cuida mis pasos para no perderme en este mundo que cada vez está más lejos de Ti.

Quiero aprovechar, precisamente, para pedir misericordia por las personas que viven alejadas de tu presencia, por aquellos que han sufrido alguna decepción, por quienes viven con mucha resistencia y recelo en su corazón, por aquellos que han sufrido grandes tristezas que les hicieron perder la confianza en Ti, Señor, para que puedan tomar arrepentirse de sus determinaciones y volver al camino único de la verdad que eres Tú.

Gracias por tu amistad y tu amor incomparable, Dios de amor. Pongo todos mis planes y proyectos bajo tu disposición, para que tomes en consideración lo que necesito y me concedas la posibilidad que se cumplan uno a uno según lo creas conveniente. Solamente Tú sabes que es lo mejor para mí  y qué desenlace tendrán mis planes.

Oración de la mañana para el 11 de Diciembre
Dios mío. Prepara mi fe para resistir los infortunios de la vida.

Divino Padre, ilumina mis senderos el día de hoy, ayúdame a decidir que caminos tomar y que opciones elegir para tener favor. Lléname de tu santo espíritu para poder enfrentarme a las dificultades que pueda presentar el día. Dame la sabiduría necesaria para poder ayudar a mis hermanos con decisiones justas y con soluciones salomónicas.

Aparta de mi vida todo tipo de sentimiento malintencionado, evita que pueda caer en comentarios para dañar a mis hermanos, líbrame de los peligros que puedan existir en el exterior. No permitas que la envidia, ni el egoísmo, ni la vanidad se apoderen de mi ser y me alejen de tu presencia.

Cuida, Señor, en este día a mi familia, que son parte muy importante para mí. Protege sus vidas, sus corazones y cuida el camino que deban de tomar para llegar a los destinos que planean. Aleja de ellos todo mal y repele las tentaciones del enemigo. Conviértete en protector y guardián de sus vidas.

Te quiero dar gracias porque tengo la plena certezade que mi oración está siendo escuchada, gracias por ser mi fuerza para iniciar los días y porque camino bajo tu presencia siempre. Ahora me dispongo a tener un día muy provechoso y lleno de bendiciones. Todo esto te lo pido en el nombre santo de Jesús, tu Hijo, Amén.

105 comentarios en «Oración de la mañana para el 11 de Diciembre»

  1. Buenos días, Padre Celestial, esta mañana vengo a postrarme ante tu presencia por haberme despertado, gracias Padre, por este hermoso regalo que me das, la vida, por abrir mis ojos a tu maravillosa creación y poder contemplar la luz de un nuevo día, gracias por la salud que me prestas, a mi y a mis seres queridos, gracias por estar a mi lado, por cuidar de mi y de la amada familia que me has dado, gracias por la casa el vestido y el sustento, Gracias Divino Señor, por los sagrados alimentos que pones en nuestra mesa y que compartimos en tu Santo Nombre.
    Señor te pido perdón por los errores cometidos y por los que pueda cometer este día, perdóname si por inferencia, soberbia o ira, ofendo a mi prójimo, si no escucho sus voces de auxilio, si ignoro sus lamentos y no soy capaz de reconocer tu rostro en la sonrisa de un niño o en la tristeza de un anciano y paso de largo. No lo permitas Amado Señor.
    Cubre con tu santísimo Manto a mi amada familia, mis amigos y mi comunidad derrama tus bendiciones sobre ellos y no permitas que daño alguno se acerque a ellos aléjalos de todo peligro y acompáñalos durante este día.
    Te pido por nuestros sacerdotes, que siempre están orando por nuestra salud espiritual, mándales tus ángeles para que los protejan siempre y no permitas que plaga, o enfermedad se acerque a ellos,
    .Dale salud a los enfermos, cuida y consuela a los ancianos, protege a los niños y dale fuerza y fortaleza a los padres solteros que luchan por el bienestar de su familia.
    Padre Celestial, dame sabiduría para administrar los recursos que pongas en mis manos, dame discernimiento al momento de tomar una decisión importante, dame paciencia, tolerancia, fuerza y fortaleza, y mucho amor, para cumplir tus divinos mandamientos al relizar las tareas que me has encomendado. Tu conoces mis aflicciones y sabes de esa que más me preocupa, dame la fuerza y muéstrame el camino a la solución de esos problemas que tanto me afligen, todo esto te lo pido en el Santo Nombre de tu Hijo Amado Jesucristo Nuestro Salvador. Amén

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!