Oración de la mañana para el 8 de Agosto

Oración de la mañana para el 8 de Agosto

Padre celestial, en esta mañana que enciendes una vez más, quisiera darte gracias porque he despertado con salud en cuerpo y mente. Gracias por no dejar que alguna pesadilla destruya mi descanso en Ti, por vigilar atentamente mis sueños para que estos no sean perturbados por el enemigo. En este nuevo despertar me dispongo a vivir y aprovechar todo lo que brindas para gloria tuya.

Gracias mi Señor, por todos los detalles que con amor siembras en este día, por no abandonarme y ser mi guardián en las noches donde ni yo mismo me entendía. Hoy te pido que seas el sol que me acompañe todo el trayecto del día, que seas mi verdad y mi guía, para no perderme en el camino.

Quiero que los rayos del sol acojan mis alabanzas porque hoy quiero proclamar tu Nombre Señor, elevo mi manos hacia el cielo para que todas mis palabras de admiración y amor puedan ser escuchadas por Ti, sin importar lo feliz o triste que me encuentre, para que seas Tú mi roca firme en fe y mi esperanza renovada. 

Ayúdame Santo Padre, a poder verte en cada rostro sediento y hambriento de Ti, en el niño que pide algún abrazo o necesita ser consolado, en las personas trabajadoras, en el que se siente solo, en las sonrisas dibujadas en muchas personas, para aprender siempre a compartir y a ser misericordioso en todo momento.

Gracias bendito Padre, por todas las bendiciones que repartes en mi vida. Aviva mi espíritu con el fuego de tu amor, hoy quiero ser barro en tus manos para ser moldeado y así poder ser el instrumento que tu voluntad pide. Aleja los miedos de mi vida y guía cada paso que de. 

Dios de Amor, escucha mi oración, quiero estar en sincronía con tu corazón, Mi Señor.

Dios mío, no permitas que mi fe se derrumbe, que mi corazón no deje de buscarte cuando las cosas me vayan mal y cuando me vaya de maravilla en la vida. Quiero encontrarte en lo cotidiano, en lo complicado y en lo sencillo. 

No dejes que la rutina o el cansancio desmotive mi vida, que este día sea envuelto por Ti, Señor. Protégeme de todo ese daño que quiera perjudicar mi día con la desesperación o la frustración. Gracias por entrar a mi vida querido Padre.

Te pido de manera especial, por aquellos que no tienen un techo o comida, que viven en las calles a su suerte. Dales cobijo y ayúdalos a poder conseguir algún trabajo o alguna manera de poder sostener sus vidas con algún trabajo honrado, que los dignifique. Protégelos de todo peligro y dales un día muy bendecido.

Ahora sí Señor, pongo en marcha este gran día, con la certeza de que he sido escuchado por Ti y me acompañarás en todo el trayecto de esta jornada. Necesito de Ti siempre Señor, dame la sabiduría para tomar decisiones prudentes en cada situación que se me presente, te lo pido en nombre de Jesús, Amén.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Unidos en Oración © Todos los derechos reservados
Unidos en Oración
Left Menu Icon