Oración de protección

Oración de protección

Bendito Señor, me acerco hoy a tus brazos porque creo en Ti y en tu bendita misericordia, en tu existencia que todo lo puede y todo lo controla y te pido de todo corazón, que me protejas el día de hoy. Protégeme de todo mal, mi Señor, guárdame de todo peligro y mala intención, escóndeme bajo tu brazo y sé Tú mi refugio en todo momento, pues expuesto estoy Señor al mundo, pero sé que a tu lado no habrá nada ni nadie que pueda lastimarme.

Hoy quiero entregarme a Ti, mi Dios, poniendo en tus manos mi vida por completo. Clamo a tu presencia y a tu Preciosísima Sangre, para que seas Tú quien me cubra con ella y me libre de todo mal. Señor Jesús, en tu nombre y con el Poder de tu Sangre Preciosa sello toda persona, hechos o acontecimientos a través de los cuales el enemigo me quiera hacer daño a mí o a mi familia.

Oración de protección 1
Dios es mi refugio, Él me protege; es mi escudo, me salva con su poder. 2 Samuel 22, 3.

Con el Poder de la Sangre de Jesús sello todo aquello que me quiera hacer daño, lo pongo en tus benditas manos porque sé que Tú no permitirás que nada ni nadie me lastime. Toma Tú cada parte de mi vida, mi familia, mis amigos y a todas las personas que amo y guárdalas de todo peligro e influencia del enemigo. No permitas que nada malo nos suceda, y si llegara a suceder, ayúdanos Señor a salir adelante.

Con el Poder de la Sangre de Jesús rompo toda interferencia y acción del maligno. Te pido Jesús, que envíes a mi hogar, a mi trabajo y a cada uno de los lugares que frecuento, la presencia de tu Espíritu Santo paráclito, de esa fuerza de lo alto que siempre está ayudándonos, iluminando nuestros caminos y guiando nuestros pasos por el mundo. Que ese Espíritu Santo tuyo, venga a protegerme bajo sus alas y me aparte de toda mala intención.

Oración de protección 2
Dios mío, protégeme de todo mal, guárdame de todo peligro y mala intención, escóndeme bajo Tu brazo, sé mi escudo protector.

Con el Poder de la Sangre de Cristo sello mi casa y a todos los que la habitan, a las personas que entren, así como los alimentos y los bienes que Tú generosamente me envías para mi sustento, Señor.

Con el Poder de tu Sangre Preciosa, mi Dios, sello la tierra, puertas, ventanas, objetos, paredes, pisos y el aire que respiro junto a todos los míos, pues sé que Tú viniste a este mundo para salvarme del pecado, para darme vida en abundancia. Porque sé que tu Cruz no fue en vano, mi Señor, fue para que yo pueda vivir con la fe de saber que Tú me cuidas a mí y a toda mi familia, que Tú me rodeas con tus brazos amorosos y me proteges de todo mal.

Oración de protección 3
El Señor protege mi vida y mis caminos, pues va delante de mí.

Con Tu Sangre preciosa, mi Jesús, quiero sellar también mi mente y mi corazón, para que todo lo que pienso y todo lo que siento, sea bajo tu dirección de amor, mi Padre. Arranca de mí los rencores y los malos pensamientos y protégeme de las envidias y odios que el enemigo quiera sembrar en mi vida. Aleja de mí todo lo que no viene de tu mano, Padre bueno, y llévame contigo todos los días hasta el último segundo de mi vida.

Gracias Señor por tu infinito amor y misericordia, gracias por haber dado tu vida por mí y por cada uno de los que creemos en Ti, ya que si no fuera por ese sacrificio tan grande de amor, mi vida no estaría preservada por tu Preciosa Sangre, Jesús. Gracias por protegerme de todo mal y te pido que te quedes conmigo ahora y por los siglos de los siglos. Amén.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Unidos en Oración © Todos los derechos reservados
Unidos en Oración
Left Menu Icon