Oración de la noche para el 22 de Enero

Padre de bondad, gracias porque el día ha llegado a su final. Hoy me postro de rodillas al costado de mi cama para darte infinitas gracias por tu misericordia y por tu amor, gracias por darme la resistencia necesaria para soportar todo lo que me tocó vivir en esta jornada. Te doy gracias, porque fue tu voluntad, que pueda conseguir todo lo que me planteé para hoy.

Mi Señor, te doy las gracias por todos los momentos que me tocó experimentar, por los momentos buenos y no tan buenos, gracias porque de ellos puedo obtener muchas enseñanzas y mejorar en el camino de la salvación. Permíteme, Señor santo, que pueda obtener mucha sabiduría de ello y así servirte de mejor manera cada día.

Esta noche quiero darte las gracias por el hogar que me diste, gracias por las personas que habitan en él, gracias por mi familia, porque sin ellos no habría ningún motivo para seguir orando. Gracias porque durante todo este día nos diste tu protección y porque nos colmaste de bendiciones, Oh buen Dios.

Gracias porque colocas el alimento para compartir sobre la mesa, gracias porque estás pendiente de nuestras vidas y porque estás atento a nuestra plegarias. Señor mío, te pido que perdones las fallas que hemos cometido en este día y que derrames tu piedad sobre nosotros. Que esta noche podamos descansar vigilados por Ti y bajo tu bendición.

Oración de la noche para el 22 de Enero
Esta noche. El Señor, Tu Dios, te libre de los temores y la angustia para que puedas descansar.

Maravilloso Señor, te pido de manera especial por aquellas personas que están pasando momentos de dolor, por aquellos que tienen a la desesperanza como principal pesar, para que puedas ser el refugio que ellos buscan, para que puedas darles un momento de calma, de paz y así puedan reconocerte como su Salvador y Señor.

Todo mi cansancio y mi fatiga están puestos bajo tus manos. Señor del universo, que tu misericordia pueda aliviar mi situación adversa, que me pueda recuperar de los males que puede experimentar mi cuerpo y que mañana encamines mis pasos por el sendero de la rectitud.

Padre celestial, esta noche quiero descansar en calma, quiero que me ayudes a alejar las preocupaciones de mi mente, a clarificar mis pensamientos y a liberar mi corazón de las cadenas del pecado. Ayúdame a que mi cuerpo pueda reposar y recuperar energías para un nuevo mañana.

Adorado Padre, dame la certeza de que tendré un nuevo mañana. Si es tu voluntad, dame un amanecer lleno de muchas bendiciones y de muchas oportunidades donde pueda lograr mis objetivos. Señor, confío en que mi oración está siendo escuchada en esta noche, en el poderoso nombre de Jesús, Amén.


Don`t copy text!