Oración de la mañana para el 19 de Noviembre

Señor de bondad, tu gracia es infinita y tu amor es inmensurable. Te agradezco porque mi cuerpo se levanta para vivir un día más. Me pongo de pie e inicio el camino que tienes planeado para mí. Gracias por tus bendiciones que colman mi vida, por mi familia, por mis amigos, por mis labores y por tu eterna compañía.

Dios mío, tu presencia en mi vida es maravillosa, mi corazón se regocija de alegría por el favor que concedes. Gracias, bendito Señor, porque te colocas delante de mí y resiste conmigo los embates de la vida, eres mi seguro y mi blasón, mi fortaleza y mi refugio. Inicia el día a mi lado y úsame como tu instrumento para llevar tu mensaje de amor.

Eres el único que controla todo y sé que si estoy a tu lado podré conseguir todos mis anhelos. Por eso hoy, pongo mi vida en tus santas manos y la vida de las personas que son más importantes para mí. Te pido por mi familia, mis amigos, mi matrimonio para que nos cubras con tu amor y nos ilumines siempre con el fuego de tu corazón.

Ayúdanos a que nuestra oración sea diaria, a tener calma cuando las situaciones no salen como nosotros las esperamos y concédenos la oportunidad de entrenar nuestro valor para alejarnos de las tentaciones que existen en el mundo.

También quiero pedirte esta mañana por las personas que viven en las tinieblas, por las personas que te han olvidado y que la vida rutinaria se ha convertido en su dios. Ten compasión de ellas y permíteles conocerte, llámalos de regreso a tu sendero haciéndoles entender que la vida lejos de Ti es completamente vacía y que, cuando estamos apartados de tu vigilancia, el enemigo nos hace trizas.

Oración de la mañana para el 19 de Noviembre
Señor bueno que yo sea un reflejo de tu amor. Úsame como instrumento para llevar tu mensaje a quienes
lo necesitan.

Dios de bondad, guía mis pasos y cuídame para llegar con bien a todos los lugares que requieran mi presencia. Protégeme de toda maldad que pueda presentarse frente a mí. En cada batalla que tenga que luchar, conviértete en mi soldado protector y ayúdame a salir victorioso de las pruebas que se me pongan.

Te agradezco nuevamente, Señor, porque te mantienes siempre fiel a pesar de los errores que pueda cometer, a pesar de mi falta de fe, siempre me demuestras amor y confías nuevamente en mí. Perdona las faltas que pueda cometer y ten misericordia si en algún instante del día cometo una falla que pueda no agradarte.

Quiero pedirte especialmente por mis labores, por mi trabajo que es el sustento para mi familia y mi hogar. Regálame la prosperidad y la abundancia que estoy buscando para cubrir mis necesidades. Bendice mis habilidades y aptitudes para desempeñarme siempre de la mejor manera y poder alcanzar peldaños más arriba en esta vida pasajera.

Gracias te doy, Padre bendito, porque tengo la plena confianza que mi oración es escuchada. Porque sé que estás prestando atención a mis plegarias y a mis súplicas. Todo esto te lo pido en el nombre poderoso de Jesús, Amén.


Don`t copy text!