Oración de la noche para el 26 de Febrero

Adorado Dios, esta noche vengo hacia Ti, me postro de rodillas para darte las gracias por un nuevo día que termina a tu lado. Gracias porque durante todo este tiempo me mantuviste envuelto de tu amor y protegido de toda perturbación del enemigo. Esta noche, precioso Señor, quiero alabarte y bendecirte con todas las fuerzas que tengo.

Mi Señor, no puedo irme a descansar sin antes reconocerme pecador. Te pido que me concedas tu perdón por todos los actos impropios que pude cometer. Quiero que seas piadoso conmigo y que me des la posibilidad de estar en tu gracia y así poder descansar tranquilamente.

Padre celestial, no soy nada sin Ti. Eres la máxima expresión del amor y de la misericordia, todo lo recibo de Ti y todo lo encuentro en Ti. Señor mío, si caminas a mi lado, no existirá ningún temor y tendré la plena seguridad de que todo marchará muy bien.

Esta noche, mi Dios, quiero pedirte que cubras mi vida, que me protejas y que alejes todo mal de mí. No permitas que ningún pensamiento de maldad venga a mi vida y me impida conciliar el sueño. Señor, repara mis fuerzas y alivia las grietas que se hayan generado en mi corazón. Sánalo todo y cúralo todo, porque solo en Ti he de confiar y solo para Ti he de vivir.

Oración de la noche para el 26 de Febrero
Ya es de noche. Tu amor me envuelve para descansar confiado en un mañana mejor.

Señor maravilloso, sé que no merezco ninguna de las bendiciones que pones para mí, sé que no soy digno de tu amor ni de tu misericordia, pero también sé que tu bondad es grande y que sobrepasa todos los límites de mi lógica, que solo seré mejor si me mantengo a tu lado y que todo lo haré mejor su decido contigo en mi mente.

Dios de los cielos y Señor de mi corazón, quiero pedirte de manera especial por este mundo que se encuentra cada vez más lejos de tu presencia. Ten piedad y compasión de todas las personas que no te conocen o que están pasando momentos de mucha angustia y eso hace que pierdan la fe. Derrama tu santo Espíritu sobre ellos y dales la paz que están buscando.

Gracias bendito Dios, por el día que pude disfrutar hoy, gracias por todos esos momentos que vinieron a mi vida, a dejarme alegrías y grandes lecciones. Gracias porque puedo comprender que todo lo harás a su debido momento y porque tienes planeadas muchas cosas para mí, Señor.

Oh buen Dios, te doy las buenas noches, porque ahora me dispongo a descansar con la certeza de que tendré un día nuevo para vivir y con la confianza de que tomarás en cuenta esta humilde oración que elevo esta noche. Permíteme descansar y que las fuerzas me sean devueltas,  por la misericordia de tu Hijo Jesucristo, Amén.


Don`t copy text!