Oración para cuando me siento abandonado

Dios de amor, te agradezco infinitamente por haberme dado la vida y por tu amor sin límites que me permite poder abrir los ojos cada día y contemplar las maravillas de tu creación. Gracias mi Padre bueno porque a pesar de que hoy me siento un poco decaído, yo sé que Tú me darás la fuerza necesaria para levantarme y seguir adelante.

En este día que Tú me regalas en tu infinita misericordia, Señor, vengo ante Ti con un sentimiento en mi alma: me siento abandonado, mi Dios, siento que en este mundo me encuentro solo, distanciado de mis seres queridos por diferentes motivos y con el corazón lleno de melancolía, pues este pesar que me gobierna me hace sentir triste y desolado.

Pero glorioso Señor, yo me postro hoy ante tu presencia, porque sé también que cuando momentos como este, en los que me siento abandonado, llegan a mi vida, Tú eres el que nunca me abandona, Señor bueno y eterno, Tú estás conmigo, escuchando mi oración y diciéndome que Tú siempre marcharás a mi lado, como ese Padre amoroso que no abandona a ninguno de sus hijos.

Oración para iniciar el día con mucho ánimo
Amado Dios, dame la alegría de regocijarme en tu poder. Siempre has sido mi amparo en los días difíciles.

Bendito Señor, quizás hoy me encuentro abatido y solo, y siento que todos me han abandonado, que no puedo contar con nadie en quien confiar mis penas, pero sé también, Padre Santísimo, que Tú estás ahí y que me brindarás tu compañía desinteresada, tu amor y tu protección, como ese Dios maravilloso e incomparable que está atento a mis súplicas.

Señor amado, te pido en este día que me ayudes en estos momentos de soledad y de tristeza en los que pienso que ya no voy a volver a ser la misma persona alegre de antes, pues me siento derrotado por la indiferencia y desinterés de la gente, por eso yo clamo a Ti, Dios de victoria, ven y ayúdame Señor a actuar con optimismo frente a la vida para volver a sonreír y darme cuenta de que lo tengo todo y no estoy solo, porque te tengo a Ti.

Dios mío, recurro a Ti, porque siento que eres el único que puede ayudarme a seguir adelante, a sacar ese miedo y esa tristeza de mi corazón. Quita, por favor Señor, este sentimiento de abandono que siento en lo más profundo de mi corazón, en mi mente y en mi alma, no permitas que decaiga por este sentimiento que, sé muy bien, no viene de Ti.

Oración para iniciar el día con mucho ánimo
Este es el día que hizo el Señor; Nos gozaremos y alegraremos en Él.

Dame la fortaleza que necesito, Padre celestial, pon en mí tú espíritu de valentía, de lucha, para poder salir airoso de esta prueba que estoy viviendo. No dejes que los pensamientos equivocados me aturdan y hazme recordar siempre, Señor hermoso, que si el mundo entero me da la espalda, te tengo a Ti cuidándome siempre.

Querido Dios, te pido que nunca me abandones, acompáñame en cada instante de mi vida, mi Señor, porque si Tú estás conmigo nada me faltará, guíame por los caminos correctos para encontrar la paz y tranquilidad que tanto necesito y condúceme por sendas de dicha y prosperidad.

Si es tu voluntad, bendito Señor, guía mis pasos hacia personas buenas y que te amen con la misma fuerza que te amo yo, pues yo sé bendito Señor que cuando dos o tres personas, como lo indica tu Palabra, se reúnen en tu nombre, Tú estás ahí en medio de ellos. Permíteme conocer buenos amigos a los que recurrir cuando este sentimiento me embargue, y ayúdame a conservarlos para siempre.

Oración para iniciar el día con mucho ánimo
Señor bendito, ayúdame a iniciar el día con mucho ánimo y alegría. Otórgame tu favor para hoy.

De la misma manera, Señor bendito, quiero entregarte en esta oración a mi familia, Padre celestial, pues si bien es cierto ahora quizá el tiempo y los diferentes quehaceres de la vida nos han alejado un poco, no permitas que ellos también se sientan abandonados, no permitas que se sientan desolados, porque Tú estás con ellos en cada paso que dan, mi Señor amado.

Por favor, toca Tú nuestros corazones y ayúdanos a recobrar lazos de unión y solidaridad los unos con los otros en tu nombre, Padre bueno, para que estos sentimientos de abandono no existan más en nuestras vidas. Tú eres grande y bendito y yo sé muy bien que Tú harás lo que sea tu voluntad, mi buen Dios, todo para el bien de tus hijos.

Gracias mi Señor adorado, por prestar tu oído a esta súplica ferviente de tu hijo. Te pido por favor que no me desampares en ningún momento y te doy gracias, de todo corazón, porque sé que Tú ya estás obrando en mi corazón, porque sé que tu mano poderosa se mueve sobre mí y que tu Palabra se hará obra en mi vida, en el nombre victorioso de Jesús, Amén.

16 comentarios en «Oración para cuando me siento abandonado»

Los comentarios están cerrados.




Don`t copy text!