Oración de la noche para el 27 de Diciembre

Mi amado Señor, un día más culmina bajo tu mirada y vengo a postrarme de rodillas para agradecerte todo lo que pusiste en mi camino. Gracias por todas las personas con las que compartí momentos, gracias por los proyectos que se culminaron, gracias por las nuevas ilusiones que nacieron y porque, en todo momento, fuiste un amigo fiel.

También quiero darte gracias por los momentos que no fueron tan buenos, porque entendí que las cosas se consiguen con esfuerzo, dedicación y perseverancia. Comprendí que todo plan requiere una parte mía y no simplemente pedirte. Gracias Señor, por darme la inteligencia y la sabiduría para diseñar mis proyectos que, con su consecución, me brindarán mucha prosperidad en la vida.

En esta noche, Señor de piedad,  quiero pedirte perdón si es que acaso hubo algún acto que haya sido una afrenta a tus mandatos, si es que acaso hubo una situación que no controlé y mis palabras hicieron que un hermano se sienta culpable, perdón por no ser el siervo que necesitas y perdón porque no logro valorar todo lo que pones delante de mis ojos.

Sin embargo, Señor misericordioso, quiero agradecerte por mi familia en esta noche, gracias por permitir que encuentren el camino de regreso a casa. Gracias, Dios mío, por la salud con la que los mantienes y gracias por poner en nuestra mesa el alimento que nos sirve para nutrir nuestros cuerpos. Gracias porque tu amor y bondad se reflejan en los actos que tenemos los unos con los otros.

Oración de la noche para el 27 de Diciembre del 2018
Buenas Noches. Dios te ama, todo el día y a TODAS HORAS.

Habita en mi hogar, en mi corazón y en medio de mi familia. Esta noche, quédate a reinar en mi casa, en las vidas de quienes habitamos en ella y ven a purificar nuestras almas de todos los pecados que hayamos podido cometer. Borra las manchas que tenemos, piadoso Señor, y derrama tu espíritu sobre nosotros para convertirnos en mejores siervos tuyos.

En esta noche, quédate cerca a mí, Padre bendito, pon las palabras que deseas en mi boca y ayúdame a tejer una hermosa oración que se convierte en una alabanza para Ti. Señor de los cielos, que tu misericordia nunca se acabe para mí y que tu amor envuelva mi corazón momento a momento.

Señor de mi corazón, gracias por concederme este día precioso con miles de enseñanzas, gracias porque sé que no me abandonas a pesar de los momentos de angustia que pueda atravesar. Gracias porque sé que cuando hay más dificultad, tu poder y tu gloria se manifiestan en sobreabundancia.

Gracias, amado Dios de misericordia, porque sé que estás escuchando mis oraciones y que obrarás en mi favor. Concédeme un descanso que repare mis fuerzas y así pueda ir por los objetivos que quedaron inconclusos. Protégeme de las tentaciones del enemigo y vela mis sueños mientras duerma. Todo esto te lo pido en el nombre bendito de Jesús, Amén.

89 comentarios en «Oración de la noche para el 27 de Diciembre»

  1. Gracias por otro día más que nos regalastes a mi y mi familia mi Sr. Y que mañana será otro día lleno de bendiciones Salud tranquilidad abundancia.Amen.

    Responder
  2. Buenas noches, Amado Padre, esta noche vengo a Tí , Para darte gracias por este día que termina, gracias por todo lo que me permitiste vivir este día. Por todo lo que me diste, me diste salud, una hermosa familia que es mi compañía tenemos un techo que nos resguarda, vestido para cubrir nuestro cuerpo, y el sustento para nuestras necesidades más apremiantes.gracias Amado Padre Por que no faltan alimentos en nuestra mesa, y los compartimos en tu Santo Nombre.
    Se.or Misericordioso, te pido perdón por las ofensas a mi prójimo por los errores cometido, por los momentos en qué tal vez me olvidé deTi y de tus divinos preceptos y no escuché la voz de mis hermanos,o ignore el llanto de un niño, o el lamento de un anciano, perdóname Señor, no permitas que mi corazón a endurezca ante el dolor, dame un corazón limpio y puro, transfórmame en una mejor cristiana para así tratar de imitarte.
    Dios mío, pongo en tu divinas manos a mi amada familia, cúbrelos con tu manto, vigílalos y cuídalos donde quiera que estén, no permitas que se aparten de Ti, llévalos siempre por caminos de bondad y dales siempre tu bendición.
    Amado Padre, esta noche concédenos el descanso placentero que nos permita reponer fuerzas y aleja de nuestra mente los pensamientos e inquietudes que no nos dejen conciliar el sueño. Si es tu voluntad, Padre Amado concédenos la gracia de un nuevo día, para poder concluir las labores inconclusas de este día y poder realizar las que nos tengas preparadas. Todo esto te lo pido en el Poderoso Nombre de tu Hijo Amado Jesucristo. Amén.

    Responder

Deja un comentario

Don`t copy text!