Oración de la noche para el 23 de Octubre

Glorioso Señor, un día más está llegando a su fin y yo solo quiero acercarme a Ti con un corazón agradecido por tus grandezas, por tantas bendiciones que has derramado hoy en mi vida y porque en cada segundo de este día, he podido sentirme acompañado por tu grandiosa presencia. Gracias, mi amado Dios, por sostenerme, por darme la vida y por cuidarme en cada paso que doy.

Gracias, mi Padre todopoderoso, porque he podido sentir tu accionar en cada segundo de este día, desde que abrí mis ojos en la mañana, puse un pie fuera de mi casa y caminé seguro, teniendo la certeza de que Tú estabas a mi lado. Gracias, porque a pesar de todas las enfermedades que puedan atacarme, Tú siempre me cuidas y me restableces en fe.

A la sombra de la noche me cobijo y encuentro agradable este momento para agradecerte con un corazón contrito y dispuesto solo para Ti. Gracias por la comida que pusiste en mi mesa, por darme abrigo, un techo que me proteja del frío y por tu presencia constante en mi vida y en la de mi familia.

Tú sabes todo lo que he vivido en este día, Señor, conoces mis actividades y todo lo que pasa en cada uno de mis entornos, y al terminar el día, me siento a pensar y a darme cuenta de tantas cosas, Dios mío, de tantos problemas y dificultades que a veces uno tiene que pasar en la vida, pero también me doy cuenta, que sin esas situaciones difíciles en mi vida, yo no estaría postrado ante Ti en estos momentos, Señor amado.

Oración de la noche para el 23 de Octubre del 2018
Esta noche recuerda que DIOS es especialista en casos imposibles. ¡Ten fe!

Gracias porque he podido sentir tu amor envolviéndome en cada parte de este día, porque me diste sabiduría e inteligencia para tomar decisiones y seguir adelante. Gracias porque siempre que acudí a Ti para obtener calma y tranquilidad, Tú ahí estabas, con los brazos abiertos de Padre dispuesto a darme justo lo que necesito.

Padre amoroso, lleno de bondad, coloco en tus manos esta noche que ha caído y te pido que vengas sobre mí y toda mi familia a velar nuestro descanso. Por favor, concédenos un sueño reparador, sin interrupciones ni cosas que puedan perturbarlo, guárdanos de los peligros de la noche, de las desgracias y todo tipo de desastres que puedan ocurrir mientras dormimos. No nos sueltes, mi Señor y si es tu voluntad, regálanos un nuevo día.

Señor de mi vida, ven a ungir cada aspiración de mi vida. Toma Tú todos mis planes, Señor y que se haga lo que sea tu voluntad. Yo sé muy bien que todo lo que sucede en mi vida, es porque Tú así lo quieres, mi Dios, por eso me siento seguro, confiado de que Tú me tomas entre tus brazos y me guías por el camino que has trazado para mí.

Derrama tu bendición sobre todo el mundo, Dios mío, toma las necesidades de tus hijos y permíteles gozar de tu compañía. Muchas gracias por escuchar mi oración y por estar a mi lado en cada momento de mi vida. Todo esto, te lo pido y agradezco por la misericordia de nuestro Señor Jesucristo, Amén.

114 comentarios en «Oración de la noche para el 23 de Octubre»

  1. Buenas noches, Padre Celestial, esta noche vengo a Tí, me pongo en tu presencia para darte gracias por todo lo que permitiste este día que termina, gracias Señor, me diste vida primeramente, me concediste salud, suficiente para valerme por mi misma, me has dado una familia que me acompaña en mi diario caminar, tenemos un techo donde resguardarnos y gracias a Tu misericordia, no faltan alimentos en nuestra mesa, y los compartimos en tu santo nombre.
    Esta noche no me quiero retirar a descansar sin antes pedirte perdón por los errores que haya cometido, por las ofensas a mi prójimo, por las faltas a tus preceptos y por lo mal que me haya portado, haciendo así desagradable a tu mirada, perdón Señor, no permitas que siga cometiendo los mismos errores de siempre, condúceme por un camino de bondad y misericordia hacia mis hermanos, no permitas que caiga en tentación.
    Señor hoy pongo en tus divinas manos a mi amada familia, protégelos Señor, no permitas que daño o peligro alguno se acerque a ellos, tampoco los dejes caer en tentación líbralos de todo mal que los aceche, no los dejes caer en tentación, acércalos a Ti, aumenta su fe, su esperanza y su caridad, cuida sus vidas, su trabajo y su hogar, vigila siempre sus entradas y salidas, y vuélvelos a su hogar santos y salvo.
    Dame paciencia, tolerancia, fuerza y fortaleza, mucho amor para recorrer el camino y cumplir la misión que me has encomendado, permíteme descansar para así reponer fuerzas y poder dormir tranquilamente esta noche al igual que mis seres queridos, aleja de nuestra mente, toda perturbación que nos impida conciliar el sueño, y si es tu voluntad, concédenos un nuevo amanecer, en donde podamos seguir disfrutando de tu amor y de u compañía en el nombre de tu Amado Hijo Jesucristo. Amén.

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!