Oración de la noche para el 22 de Mayo

Oración de la noche para el 22 de Mayo

Piadoso y tierno Padre, hoy la noche se acerca, cubriendo mi habitación con tu maravillosa creación y mi alma quiere decirte ¡Gracias mi Dios! porque hoy me diste alas para cubrirme del frío y del calor en la dificultad, porque pusiste mucha atención en mí, en mi familia y nos cuidaste en el trayecto del día. 

Es por ello que a la luz de las estrellas, mi corazón se regocija en tu presencia para rendirte honor y gloria a Ti por siempre, Rey de mi vida entera, porque fijas tus ojos en este pobre hijo y me haces sentir que valgo mucho ante tus ojos y ante las personas que me quiere, porque pintas un días diferente al otros, demostrando así tus detalles de amor. 

Cuantas cosas haces por mi y por los demás bendito Dios, con mi oración quiero entregar todo mi cariño y gratitud, y así, seguir valorando lo que me regalas. Milagroso Padre, gracias por cubrir todas mis necesidades y por enseñarme a conseguirlo todo con esfuerzo y dedicación.

Soy muy afortunado sabes, porque te tengo a mi lado. Esto me hace pensar las veces en las que no valoré ello, no me ponía a pensar en lo mucho que me querías y te pido perdón Señor, por cegarme en mi burbuja egoísta y no mirarte.

Esta noche, no olvides que necesitamos a Dios, también, cuando todo sale de maravilla.

Que mis sueños se hagan realidad estando en tu presencia maravilloso Padre, y que en la oscuridad de la noche que me rodea, pueda ver la luz de la nueva esperanza ante la tormenta. Si bien es cierto, que las cosas a veces no funcionan como yo las espero, lo más importante es que aprenda a comprender tu divina voluntad en ellas.

Gracias mi Padre, porque los aprendizajes de este día hecha en momentos con buenas o malas experiencias, pero de las cuales voy aprendiendo a ser más humano. Te pido con todas las fuerzas de mi ser, que esta noche tomes absolutamente todo mi hogar, que tu gracia cubra de piso a techo toda mi vivienda.

Toma a mi familia Señor, y envuélvelo en tus brazos y ayúdalos a descansar de todas sus actividades ejercidas. Aleja todos los problemas que puedan inquietar sus mentes y manténlos unidos en lo claro y lo oscuro de las circunstancias por favor.

Permíteme ayudar a quien necesita, si me otorgas un nuevo amanecer, para poder acompañar a mi prójimo y ser un medio tuyo. Esta noche, ayúdame a dormir con calma mi Dios, lo necesito, me siento demasiado cansado. Confío en que me escuchas y serás mi Padre guardián, en compañía del buen Jesús, Amén.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Don`t copy text!