Oración de la noche para el 19 de Julio

Oración de la noche para el 19 de Julio

Misericordioso Padre, muy buenas noches. Un día más se ha ido, dando la bienvenida a la penumbra que el cielo en tu misteriosa divinidad cubre mi habitación, y ante Ti, me dispongo a entregarte mi vida con esta humilde oración. 

Gracias por devolverme a casa con bien después de mis actividades, resguardado del peligro del mundo, porque me has regalado momentos donde supe ser mejor amigo, hermano o hijo. Porque cada día es un aprendizaje constante, Señor. 

Tu manifiestas tu amor sin filtros ni medidas, en toda su plenitud y para todos tus hijos sin excepción alguna. Gracias por ser tan bueno y dejarme compartir con personas que me ayudan constantemente a ablandar mi corazón, a ser más fraterno y a no tener miedo de entregar mi amor en todos los aspectos existentes.

Gracias también, bendito Señor, por los momentos que se tornaron un poco tensos en el día de hoy, porque tuve algunos roces con algunas personas, complicaciones en el trabajo, los estudios o algún conflicto personal. Ayúdame siempre a recurrir a Ti, por más difícil que sea de resolver la situación, pues para Ti no existen imposibles si realmente hay fe.

Ya es de noche, todo es posible si tu fe está puesta en Dios, único dador de vida y esperanza.

Padre maravilloso, me siento agradecido por la familia que me diste, porque entre altas y bajas, aún seguimos juntos apoyando nuestros logros y acompañando nuestros fracasos. Gracias, porque el abrazo o la mirada que cada uno me brinda no tiene precio alguno y me llenan de Ti el corazón.

Esta noche, santísimo Señor, te pido que me cuides al dormir, vela por mis sueños mi Dios, porque en ellos deposito todos mis planes, los deseos más fervientes de mi alma y tu búsqueda constante. Que nunca me olvide de ser grato contigo y con mis semejantes y que siempre mantenga la necesidad de tu presencia en mi vida.

Hoy quiero ser envuelto en tu preciosa e inigualable misericordia, pues avergonzado me reconozco como pecador. Perdón Padre, por haber sido indiferente en algunas ocasiones, porque no te tomé en cuenta al decidir y fui egoísta con algunas acciones, porque quizá di paso a la desconfianza e hice tambalear mi fe.

Con todo esto que te comparto y con mucha sinceridad te entrego, me dispongo a descansar colocando en tu voluntad mis propósito de mañana, unido a todas las personas que quiero, para que también las cuides, protejas, bendigas y las guardes de todo peligro. Si dentro de tu precioso plan está el poder contemplar un nuevo amanecer, quiero que sea a tu lado Dios bello, te lo pido en nombre de tu Hijo Jesús, Amén.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Unidos en Oración © Todos los derechos reservados
Unidos en Oración
Left Menu Icon