Oración de la noche para el 17 de Julio

Oración de la noche para el 17 de Julio

Precioso y bien amado Padre, la noche, va cubriendo entre penumbras mi habitación y mientras el ruido urbano se debilita, me dispongo ante tus pies para entregarte esta oración. He llegado muy agotado porque tuve una jornada muy fuerte, pero no puedo irme a dormir sin antes poner toda mi vida en tu presencia.

El día de hoy pude vivir y contemplar muchos momentos agradables, acompañados de sonrisas, grandes personas, un trabajo que me permite llevar un sustento a mi hogar, miradas de cariño y grandes amistades; todo ello me recuerda que por más complicado y perturbado que se encuentre el mundo, aún hay luces de esperanza dispersas, pues aún estás Tú.

Gracias también, Rey celestial, por los momentos que se tornaron difíciles, donde no la pasé bien y me lastimaron el corazón. Porque aunque sean difíciles de comprender, son estas situaciones las que me santificarán, son los campos de batalla para emplear todo lo que te pido, gracias por ayudarme siempre de diferentes maneras y permitirme seguir hasta ahora contigo, sin soltarme de tu mano.

Dentro de mis alegrías y quebrantos, no quiero dejar de engrandecer tu nombre, Señor eterno, porque siempre tienes amor para quien te lo pide, paciencia para quien desespera y consuelo para el que se hunde en la tristeza.

Feliz descanso, no desesperes si las cosas que planeaste, no se cumplen. Dios sabe los tiempos perfectos donde te concederá las gracias que pides.

Para poder dormir con el alma y la mente en paz, con el corazón arrepentido vengo a suplicar tu perdón, Oh divino Padre, perdona las imprudencias que hoy cometí, los impulsos que tuve contra algún hermano o porque quizá omití alguna ayuda al necesitado. 

Piadoso Señor, gracias por la bendición que me das como familia, cuídalos, brindándoles un descanso tranquilo, libre de preocupaciones. Sana sus enfermedades y sus corazones de las heridas que la vida les deja, Tú bien sabes lo importantes que son para  mí. Renueva sus luchas, piadoso Señor, y enséñales que Tú nunca dejas de lado a quienes te aman.

Esta noche también, Dios de bondad, quisiera pedirte de manera especial, por aquellas personas que se sienten muy abrumadas por sus problemas, aquellas que desde hace tiempo no pueden conciliar el sueño porque tienen algún familiar enfermo o no saben cómo poder solucionar sus problemas financieros. Toma sus vidas entre tus manos, Padre amoroso y dales la esperanza de que pronto se resolverá cada dificultad en tu poderoso y santo nombre.

Mediante mis sueños, Señor, te doy todos mis anhelos y mis propósitos, para que se hagan realidad conforme a tu voluntad. Tómalos unidos al amor y la gratitud que tengo por Ti, bendito Padre y, si Tú lo quieres, regálame un nuevo amanecer. Te lo pido en el nombre de Jesús, tu Hijo bendito, Amén.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Unidos en Oración © Todos los derechos reservados
Unidos en Oración
Left Menu Icon