Oración de la noche para el 10 de Febrero

Precioso Padre de los cielos, agradecido estoy por el hermoso día que me diste para vivir. Gracias porque durante esta jornada pude realizar muchas cosas en búsqueda de mi favor y de mi familia. Gracias porque estuviste a mi lado y me mantuviste con salud protegiendo cada uno de los pasos que di.

No quiero ir a descansar sin antes elevar mi humilde oración hasta el firmamento en donde estás. Señor Todopoderoso, gracias por apartar de mi vida todo tipo de maldad y por mantenerme a salvo de las tentaciones del enemigo. Gracias por la sabiduría que me diste para decidir de la mejor manera y para tener la prudencia para vivir este día.

Padre de misericordia, te pido perdón si en algún momento realicé acciones que no te agradaron, si en algún momento mostré debilidad y no tuve firmeza en sostener mis decisiones. Perdóname por actuar con indiferencia y ser insensible a las situaciones de mis hermanos. Perdón por mi soberbia y por no aceptar mis errores. Padre Santo, dame la gracia de tu misericordia para poder descansar en calma.

Esta noche, Santo Dios, permite que mi cuerpo pueda descansar y mi mente también. Que el día de mañana sea mucho mejor que el de hoy. Te pido que derrames tus bendiciones sobre mí y sobre mi hogar, Maravilloso Creador.

Oración de la noche para el 10 de Febrero
Esta noche. Confía en la misericordia infinita del Señor. Él reparará las fuerzas que gastaste en esta jornada ¡TEN FE!

Eterno Creador, esta noche quiero agradecerte por mi familia, por el milagro de sus vidas y por compartirlas conmigo. Gracias porque en ellos puedo encontrar la comprensión, el cariño y el respaldo que necesito. Poderoso Señor, gracias por cuidarlos durante el día y por no permitir que el enemigo pueda acecharlos con sus malas intenciones.

Gracias porque has permitido que volvamos a nuestro hogar con bien y con pasos seguros. Bendito Padre, ayúdanos a hacernos fuertes desde nuestro corazón, enséñanos a orar y a perdonar. Aumenta nuestra fe y danos la oportunidad de seguir confiando en tus palabras.

Señor mío, me siento muy agotado por la jornada que me tocó vivir, sin embargo me coloco delante de Ti para pedirte que alivies los dolores que pueda sentir, que alivies las tristezas que me hayan tocado experimentar. Mi Señor, derrames tu misericordia sobre mi vida porque quiero revestirme de tu calma y de tu paz.

Padre Santo, gracias te doy porque estoy muy seguro de que mi plegaria es escuchada y que estás atento a mi llamado. Te pido que me des la oportunidad de tener un nuevo despertar con muchas más ganas de conseguir mis objetivos y mis anhelos, permíteme descansar en calma, en la compañía de Jesús bendito, Amén.

57 comentarios en «Oración de la noche para el 10 de Febrero»

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!