Oración de la noche para el 6 de Julio del 2024

Dios Todopoderoso, esta noche quiero conversar contigo, Señor. Quiero darte gracias por los momentos que me dejaste vivir, por el gran día que pasé con muchas actividades, que si bien es cierto fueron agotadoras, estuvieron llenas de Ti. Quiero abandonarme en tus brazos mi Dios bueno, pues necesito descansar.

Gracias bendito Dios, por los momentos que experimenté, porque en cada uno de ellos pude obtener varias lecciones que poco a poco iré guardando para luego compartirlas con los demás. Gracias por las alegrías y grandes momentos de gozo que quitaron el concepto erróneo de pensar que a veces eras un Dios castigador. Ahora comprendo que no es así, pues Tú, Señor de mi vida, eres el amor.

Esta noche me dirijo a Ti con mucha vergüenza en el corazón para pedir tu absolución, Oh Padre. Perdóname Señor, por los malos actos que cometí, por tu infinita bondad, borra mi culpa por favor Señor, ablanda mi corazón y dale firmeza a mi espíritu, y en la soledad de este cielo oscuro, quiero hacer una promesa de renovación.

Que el poder de tu gracia me devuelva la fraternidad que rompí con mis pecados, Señor, quiero estar siempre junto a Ti, santo Padre, que estos errores que cometí, me impulsen a levantarme con mayor convicción. Que por medio de esta oración, me haga más fuerte en medio de mis debilidades, quiero retribuirte con todo lo que tengo y con todo lo que soy mi Dios.

Ya es de noche, en paz me acostaré porque el Señor cuida mis sueños.

Toma todos mis planes con mucho cuidado e instrúyeme en lo que sea indicado para mí. Dame la oportunidad, santo Dios, de poder realizar todo lo que tengo trazado como meta personal, donde quiero que Tú seas testigo y partícipe de todo ello.

Señor amado, te pido por aquellas personas que se encuentran agobiadas por sus preocupaciones, por sus problemas de salud o laborales, por aquellos que no tienen estabilidad en sus hogares y siempre viven en un ambiente conflictivo, para que vuelvas a morar en sus casas, sobre todo en sus corazones y encuentren en Ti, el medio para solucionar toda adversidad.

Dame la confianza, divino Dios, para nunca tener miedo de entregar todo de mí a tus pies; desde lo aparentemente más irrelevante, hasta lo más importante y complicado. No hay mejor lugar para ponerse a disposición que a tu regazo, Señor de bondad.

Gracias por permitirme hacer esta oración, por esta oportunidad que hasta el último instante del día me sigues brindando para poder estar cerca de Ti. No te apartes por favor, te necesito. Si es tu voluntad, piadoso Señor, regálame un bendecido amanecer, donde pueda terminar las promesas pendientes y hacer mejor las cosas. Buenas noches Padre, en el nombre de Jesús, Amén.

Compártelo: