Oración de la noche para el 1 de Noviembre

Bendito y adorado Señor, el cielo se viste de negro en señal que la noche ha caído. Un día más se termina y es momento de ponerme en tu presencia, pues a pesar de que sé que todo el día has estado conmigo, no puedo dejar pasar la oportunidad de hablar contigo antes de disponerme a descansar.

Qué hermoso es Señor, vivir cada día bajo tu amparo y protección. Muchas gracias, Señor Santo, por ser tan bueno conmigo y todas las personas que amo. Gracias, porque sé que en este día has estado sobre mí, sobre mi familia y mi casa. Gracias, mi Dios amado, porque hoy no ha faltado qué comer, qué vestir y un lugar donde residir. Gracias, mi Padre hermoso, porque sé que Tú provees todo lo que nos hace falta para vivir.

En esta noche oscura, en este momento de intimidad contigo, mi buen Dios, quiero también darte las gracias porque hoy me diste la fuerza para superar cada adversidad que se presentó en mi camino. Gracias, Padre bueno, porque estuviste a mi lado demostrándome que me amas, que me cuidas y que eres fiel en todo tiempo.

En estos momentos me preparo para descansar, mi Señor bendito, pero antes de reposar en mi cama, quiero dejarlo todo en tus benditas manos: mi vida, la vida de mis familiares, amigos y demás seres queridos, mi hogar y cada uno de mis entornos, para que seas Tú quien venga a darnos la paz que necesitamos para conciliar el sueño libre de preocupaciones.

Oración de la noche para el 1º de Noviembre del 2018
Buenas Noches. Mañana, cuando amanezca, que el Señor te conceda todo lo que tu corazón necesita.

Tú sabes lo que nos turba, lo que nos preocupa, aquello que muchas veces no nos deja dormir en paz, Señor, es por ello que te pido en esta preciosa noche, que Tú tomes cada una de esas cosas, mi Dios, y dejes en blanco mi mente para poder descansar sin temor, para que mi mente se despeje y mi cuerpo pueda recuperar las fuerzas para un mañana mejor.

Ayúdame, mi buen Dios, a tener una buena noche. Líbranos de desgracias, Señor, de accidentes y malas noticias, que podamos dormir tranquilos y serenos a la luz de la luna, sabiendo que nuestras vidas, preocupaciones y problemas, los sostienes Tú.

Ven a tomar mi casa, Señor. Ven a recorrer cada pasillo, cada habitación, ven esparce tu luz purificadora en cada espacio, que hasta el último rincón quede envuelto de tu bendición. No permitas que el enemigo se aproveche de la oscuridad para hacer sus artimañas, cuídanos de todo mal y respalda nuestros sueños con tu santa presencia.

Hoy descansaré convencido de que Tú estás conmigo y todos los míos, bondadoso Señor. Muchas gracias por escuchar mi oración y gracias, porque sé, que Tú estás a mi lado tomando mi mano y velando por cada uno de mis sueños y anhelos. Si es tu voluntad, dame la dicha de poder ver un nuevo amanecer, para así poder vivir un día nuevo lleno de oportunidades y éxitos que alcanzar, en el victorioso nombre de tu Hijo Jesucristo, Amén.

95 comentarios en «Oración de la noche para el 1 de Noviembre»

  1. Buenas noches, Padre Misericordioso, en este momento hasta donde me has permitido llegar este día, me pongo en tu presencia, para darte gracias por lo que me has permitido vivir, gracias por la salud, gracias por la familia, por la casa, el vestido y el sustento, gracias por los sagrados alimentos que pusiste en nuestra mesa y que compartimos en tu Santo Nombre, pero sobre todo, gracias Señor, por amarnos tanto y ser nuestra guía, .
    Divino Señor, te pido perdón por los errores cometidos este día, por las ofensas a mi prójimo, por que en algún momento tal ves por coraje, indiferencia, rencor, o cualquier otra causa, me haya olvidado de Ti, de tus divinos mandamientos, y haya pecas e ignorado el sentir de mis hermanos, no escuchando sus problemas, creyéndome más que ellos, por soberbia, perdóname Padre Amado, límpiame y ayúdame a convertirme una nueva persona, a tratar de ser una mejor cristiana, y tratar de imitarte, para ser agradable a tu mirada.
    Cuida y bendice a mis seres queridos, derrama tus bendiciones sobre ellos y protégelos y no permitas que daño alguno se acerque a ellos, protégelos y líbralos de todo mal.
    Dame tu bendición para esta noche, permíteme descansar a mi y a los míos y aleja de nuestra mente todo pensamiento perturbado que interrumpa nuestro descanso, concédenos un descanso reparador de energías y si es tu divina voluntad, permítenos despertar a un nuevo día donde podamos contemplar el nuevo día, y poder seguir gozando de tu compañia y así estar dispuestos a amarte, alabarte y servirte,siempre cumpliendo tu divina voluntad en el Nombre de tu Hijo Amado Jesús. Amén.

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!