Oración de la mañana para el 2 de Noviembre

Maravilloso Señor, hoy me presento ante Ti en este hermosa mañana, con un corazón lleno de regocijo, pues tu misericordia es grande con este hijo tuyo y me permites abrir los ojos en un nuevo amanecer. Gracias, Dios mío santo, porque me das el don de la vida, porque me das con este día una nueva esperanza y porque me permites ver tu obra en tu majestuosa creación.

Hoy me despierto alegre, mi Señor, no porque no tenga problemas, sino más bien, porque estoy seguro de que Tú los conoces y los tomas para ser resueltos según sea tu voluntad, en tus tiempos perfectos y no en los míos. Gracias, Dios de bondad, porque Tú te apiadas de mí y me permites seguir adelante sin temor.

Señor bendito, en este día quiero poner mi vida en tus poderosas manos para que seas Tú quien conduzca mis pasos por el camino correcto. Renueva mis esperanzas, Señor, y ayúdame a hacer realidad mis sueños. Tú eres el único capaz de hacerlo todo posible, por eso me encomiendo a Ti, mi Dios amado, porque eres la única verdad.

Cada día está lleno de pruebas, de trabas y de situaciones imprevistas que pueden hacerme titubear, Señor. Es por ello que en este día yo declaro que saldré victorioso de cada batalla, porque Tú, mi Dios incomparable, me levantas con tu diestra fuerte, porque Tú, el Rey de Reyes, va caminando conmigo en medio de la tempestad.

En este día quiero alabar y bendecir tu grandeza, Señor, pues no hay nadie como Tú que pueda hacer posible lo imposible. Yo te bendigo Señor, y proclamo las maravillas que has hecho, haces y seguirás haciendo en mi vida. ¡La gloria sea a tu nombre! ¡La honra sea solo para Ti, Señor de Señores!

Oración de la mañana para el 2 de Noviembre
Amado Señor, perdóname si no he sido agradecido contigo por tus infinitas bendiciones.

Por favor te pido, mi amado Dios, que me tomes de la mano y me conduzcas por caminos de bienestar, buena salud y prosperidad. Que todo lo que haga pueda ser ungido por tu luz, mi Señor amado, para que dé buen fruto y este sea de provecho para mí y todos los míos.

Dame claridad en mis pensamientos, Señor, para tomar decisiones precisas y necesarias en mi trabajo, en mi casa y en cada uno de los entornos en los que me desenvuelvo, mi Dios. Que todos mis actos reflejen tu amor y tu misericordia, que pueda ser compasivo con mi prójimo y que mis palabras estén llenas de esa sabiduría que solo viene de Ti, amado Padre.

Renueva mi corazón, Señor, y cambia en mí todo lo que deba ser cambiado. Acompáñame a lo largo de este día a todos los lugares a donde deba ir y guárdame de todos los peligros y asechanzas del enemigo. Destruye todo espíritu de malicia y aléjame, Dios de amor, de las tentaciones que pueden hacerme caer en un pozo profundo y sin salida.

Te suplico que revistas mi casa con tu luz, mi Dios inmarcesible, paséate por mi hogar y quédate conmigo y todos los míos a lo largo de este día, pues no sabemos lo que nos espera, pero tengo la confianza de que Tú no me soltarás ni un solo instante, mi Señor, en el nombre de Jesús, Amén.

87 comentarios en «Oración de la mañana para el 2 de Noviembre»

  1. AMEN AMEN AMEN gracias padre misericordioso por permitirme alabarte hoy en este dia ..señor mio tu conoces mis necesidades te las pongo en tus mano …quiero q hoy se haga tu voluntad y no la mia ..gracias señor por tus bendiciones y por la salud q me brindas cada dia gracias y rey

  2. Buenos días, Amado Padre, esta mañana, Dios Misericordioso, me pongo en tu presencia y te doy infinitas gracias, por este nuevo día, en que me has permitido despertar, gracias Padre Celestial pue me has concedido la dicha de ver la luz de un nuevo día, lleno de esperanzas en tu amor y tu misericordia, en la fe que tengo en ti, gracias por que me das salud, suficiente para levantarme, y cumplir con la mision que me has preparado para este día, Amado Padre, pues todo lo que hacemos es dictado por Ti, pues eres el único creador del mudo, a Ti toda Gloria y alabanza, a Tí todo el amor y el agradecimiento, por que nos das vida, nos amas, nos guías y cuidas de nosotros en todo momento, gracias por el techo que nos cubre, el vestido, el sustento, Gracias divino Señor, por los sagrados alimentos que pones en nuestra mesa, y que compartimos en tu Sagrado Nombre, gracias por estar siempre a nuestro lado.
    Te pido perdón de todo corazón Amado Padre, por los momentos de olvido, por las ofensas a mi prójimo, por los errores que pueda cometer este día, por fallarte al ignorar a mis hermanos cuando debo escucharlos, perdón Señor, dame paciencia, y permíteme ser un instrumento de tu paz y de tu amor hacia los que más necesitan, no permitas que me aparte de Ti y me olvidé de tus divinos mandamientos.
    Padre Amoroso, te suplico derrames tus bendiciones sobre mis seres queridos, no permitas que se aparten de Gi, condúcelos siempre por caminos de bienestar, seguros y marcados por Ti, aumenta su fe y pon en sus corazones, fe, esperanza y caridad, para que sean personas de bien. Cuida Señor los caminos por donde van a pasar, especialmente de mi niña que hoy regresa a su lugar de trabajo, protégelos y cúbrelos de todo peligro que los amenace, líbralos Señor de todo mal.
    También te pido por mis vecinos, mis amigos, mis hermanos en la fe, nuestros sacerdotes, y todos los que necesiten de tu amor y misericordia.
    Dale Señor salud a los enfermos, compañía y consuelo a los ancianos, protege a los niños de todo el mundo, y dale fortaleza y fuerza a los padres que solos luchan por el bienestar de sus familiares. Especialmente Señor te pido por las personas que están sufriendo por alguna enfermedad, por los que están en soledad, por aquellos que sufren la pérdida de un ser querido o están atravesando por un problema económico muy fuerte, dales paciencia fortaleza y sabiduría para enfrentarlo, ten piedad y ayúdalos a superar sus problemas.
    Padre de bondad, tu conoces mi vida desde antes de que yo naciera, te agradezco por haber permitido llegar y caminar conmigo por el camino trazado por Ti, no permitas que me hunda en la depresión, que los problemas saturen mi mente, pongo todo en tus divinas manos Señor, en ti creo, en ti espero y en ti confío y se que todo en su debido tiempo se resolverá, y podré, disfrutar un momento de paz rodeada por tu amor, y tu piedad, , líbrame de malos pensamientos que me alejen de Ti, condúceme por caminos correctos, dame tu bendición y compañía, siempre confiando y esperando en tu Amado Hijo Jesucristo, Creador Padre y Redentor nuestro. Amén.

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!