Oración de la mañana para el 24 de Diciembre

Precioso y adorado Señor, un nuevo día me regalas, abro mis ojos y puedo ver la luz del sol anunciando la bella mañana que preparaste para todos tus hijos. Qué hermoso es saberme un hijo tuyo, qué bonito es poder sentir ese calor que solo Tú irradias con tu amor, con tu presencia inundando este día que se levanta en el cielo.

No quiero comenzar mi día sin antes presentarme delante de Ti, Padre bueno, porque hay tantas cosas que quiero decirte, tantas cosas que quiero entregarte para comenzar mi jornada libre, sabiendo que Tú me sostienes. Hay tanto que quiero agradecerte también, que palabras me faltan para proclamar tu grandeza y decir que solo Tú eres el Dios de victoria.

En primer lugar quiero darte gracias, Señor Todopoderoso, por los cuidados que tienes conmigo, gracias mi buen Señor, porque me regalas una hermosa familia, que aunque no es perfecta y siempre existen los problemas, sé que puedo contar con ellos de manera incondicional. Muchas gracias por darme un hogar, mi Dios, por poner un pan sobre mi mesa y porque jamás dejas de proveer todas y cada una de nuestras necesidades.

En este nuevo día que da inicio, quiero poner mi vida entera en tus manos, Señor, la vida de todas las personas que amo y de todos aquellos que me rodean, para que seas Tú, con tu mano poderosa, quien oriente nuestros pasos y nos guíe por el camino correcto y seguro, donde Tú eres la única vía, el único medio para llegar a la salvación.

Toma mi corazón en este día, Santo Señor, toma mis ilusiones, mis metas, aquellos sueños por los que lucho a diario, y aquellos por los cuales aún no me animo a trabajar, para que pueda tener la sabiduría necesaria que viene de Ti y así tomar las mejores decisiones, para trabajar, para salir adelante por mí y todos los míos y pueda así cumplir en este día con todas mis obligaciones, Dios de mi vida.

Oración de la mañana para el 24 de Diciembre
Dios mío, eres mi principio y mi fin. Eres mi razón para crecer y ser mejor cada día.

Tú conoces mis necesidades Señor, aquello que tanto me preocupa y todo lo que me causa angustia y desesperación, por favor concédeme la posibilidad de salir victorioso y triunfante de cada obstáculo que se me ponga en el camino, que no pierda la fe, sino que más bien, esta se vea restablecida por tu Divina gracia y tu bendita misericordia.

Guárdame en este día, Padre bueno, de todos los peligros del mundo, de los conflictos, de riñas y malos entendidos, ayúdame a superar las dificultades que se me presenten; dificultades económicas, laborales o incluso, de salud. Envuélveme con tu amor, amado Señor y lléname de tu bendición.

En esta oración, bendito Padre celestial, te elevo una plegaria también por todos aquellos que sufren, por los niños abandonados, por las personas necesitadas, y por todas las personas que día a día trabajan arduamente por llevar un pan a su hogar, por favor, Dios mío, ayúdalos Tú en su necesidad, no los dejes solos ni un instante y abrázalos con tu amor, paz y mucha esperanza.

Gracias por escuchar mi oración, Señor, por siempre estar atento a mi súplica. Guíame en este día, mi amado Padre, pues a cada minuto, a cada segundo, yo sé que Tú vas conmigo, delante de mí, como escudo protector, velando por mi bienestar y dándome la oportunidad de salir adelante. Todo esto te lo pido y agradezco en nombre de Jesucristo, nuestro Señor, Amén.

88 comentarios en «Oración de la mañana para el 24 de Diciembre»

  1. Padre querido cuánto amor tienes x nosotros, te pido perdón en mi nombre y en todos los que están haciendo tanto daño a este mundo que creaste tan perfecto, te pido x mis hijos, mis nietos, mi familia y todas las personas amigas, x Julieta que solo Tú sabes xq está así, te pido que hagas un milagro en ella, Padre es lo que te pido pero que se cumpla tu voluntad, todo eso te lo pido en el nombre Santísimo de Jesús..

  2. Buenos días, Amado Señor, esta mañana vengo a Tí con mi corazón agradecido, para así darte gracias por este nuevo día, que me has permitido contemplar, hoy Dios mío, Amado Padre, celebramos la solemnidad del nacimiento de tu Divino Hijo, te doy gracias por haber llegado, por poder celarlo con mis amiliares que están cerca de mi, gracias por que me has dado salud, suficiente para realizar mis actividades, gracias por mi familia, por los que están conmigo y son mi compañía, y por los que están lejos, pero siempre bajo tu cuidado y bendición, gracias por el techo que nos resguarda, el vestido que nos cubre, y el sustento, que nos permite cubrir nuestras necesidades. Amado Señor, gracias por el pan nuestro de cada día, que pones en nuestra mesa, y que compartimos en tu nombre. Gracias, por amarnos tanto, y estar siempre con nosotros.
    Divino Padre, hoy te pido perdón, por los errores que pueda cometer este día, por las ofensas a mis hermanos por la indiferencia y el desamor a mi prójimo en los momentos en que más necesitan de mi.
    Derrama Señor tus bendiciones sobre mis seres queridos, mis hijas, mis hermanas, mis sobrinos, y sobre todos los miembros de esta grandiosa y amada familia que me diste. Cuídalos Señor, llévalos siempre por el buen camino, no permitas que se aparten de Ti, aumenta su fe y no los dejes caer en tentación. Aleja Señor todo peligro, plaga o enfermedad que pudiera atacarlos y cuida sus vidas, su trabajo y el todo lo que hagan digan ompiensen y siempre respetando tus mandamientos y cumpliendo con tu divina voluntad.
    También te pido por mis amigos, mi comunidad, nuestros sacerdotes, por la salud de los enfermos, la compañía y el consuelo a los adultos mayores, a los niños de todo el mundo, dales abrigo y protección, y tu amor y misericordia a todos los más necesitados de ella, a los que se apartaron de tu camino, a los que no creen en ti por que aun no te conocen mándales un Ángel que le hable de Ti.
    Dame Señor, paciencia, tolerancia, fuerza y fortaleza, y mucho amor para realizar mis tareas de este día, y bendice todas mis acciones que todo lo que yo haga diga o piense sea siempre actuando conforme a lo dispuesto por Ti Amado Señor, cumpliendo siempre de sagrada voluntad. Dame Señor sabiduría para enfentar mis problemas y encontrar la solución para mis aflicciones, remedio a mis problemas y discernimiento para tomar las mejores decisiones en el momento requerido.
    Todo esto Padre Celestial, te los pongo a tus plantas, acompañado de mis suplicas y elevando mi oración a tu altar, con la plena confianza de que me escuchas y me tomas en cuenta baja la intercesión de tu Amado Hijo, Jesucristo. Amén.

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!