Oración de la mañana para el 20 de Julio

Poderoso y bien querido Dios, qué bien es estar aquí y saber que mis deseos han sido realizados con este nuevo cielo que amanece cerca de mi ventana. Estos instantes que al parecer son tan sencillos y cotidianos, para mí resultan muy enriquecedores.

Gracias adorado Señor, porque hoy tengo la oportunidad de ser feliz nuevamente, de enmendar algunos errores que cometí o de tal vez poder culminar algunos planes que quedaron inconclusos. Quisiera mi Dios, poder hallar tu voluntad en cada cosa que realice, en cada mano que preste o en cada abrazo que pueda brindar.

Quiero alabarte con cada palpitar de mi corazón, con cada paso que de esta mañana, con cada palabra que hoy pueda compartir con mis hermanos y así poder reflejar la huella que Tú has dejado, revolucionando el mundo en tu puro amor.

Porque Tú bendito Dios y Padre de mi vida, eres santo, y toda la gloria que todo ser de esta tierra pueda ofrecer, sea para Ti, por tu inmensa caridad, por la mirada de fe que impartes a todas las naciones. 

Quisiera encender un poco más esta mañana con mis agradecimientos, con todo el cariño que quiero expresarte. Gracias por la dicha de tener un espacio seguro , como lo es mi hogar, porque tengo la dicha de poder saludar y compartir nuevamente con mi familia, porque me concedes un día más para poder trabajar de manera honrada y así poder llevar un sustento a mi mesa.

Bendito Dios, me enalteces sobre quienes se colocan en mi contra y me libras de todo mal.

Te pido por mi familia, cuida esta mañana de todos sus planes, de todo lo que con mucha ilusión llevan en sus corazones, y que cuando se vayan realizando uno por uno, no se olviden ni de Ti ni de todos los que lo apoyaron. 

Esta hermosa mañana, quisiera pedirte mi Dios, por las personas que se sienten muy desanimadas, inseguras del valor que tienen como persona o ya dejaron de creer en tus promesas, decepcionados por las circunstancias duras de la vida. 

Coloco, sueño por sueño, propósito por propósito a tus pies mi Dios, para no dejar de confiar en todo lo que me tienes preparado, ya sea si las cosas me salen a mi favor, o si no me salen como las esperaba. Que no me rinda precioso Padre, porque mientras mayor sea la dificultad, tu gloria es invencible.

Con la ilusión en mis ojos, empiezo este día contigo Señor. Deseo hacer todo lo que pueda agradarte, formarme en dignidad y mucha rectitud sin perder mi esencia. En Ti espero, mi Dios, te amo hoy y siempre en el nombre de Jesús, Amén.

49 comentarios en «Oración de la mañana para el 20 de Julio»

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!