Oración de la mañana para el 15 de Marzo

Querido Padre, qué bueno saber que tengo un día más a tu lado, que puedo despertar con muchas ganas de hablar contigo de manera personal. Quiero que sepas que me siento muy agradecido por el don preciado de la vida.

Gracias porque todo ello, puede ser aprovechado en la compañía de mis seres más queridos que también fueron bendecidos con un día más de vida. Gracias por el alimento caliente que nos permites compartir y nos enseñas a dar sin esperar nada a cambio. 

Deseo Señor, poder capturar cada momento que estoy por vivir en esta mañana, para saberte reconocer en todo rostro, toda mirada, todo abrazo y en toda necesidad. Seas por siempre alabado mi Dios, bendito sobre toda la Tierra.

Tengo el corazón que rebosa de gratitud y alegría, porque me he sentido acompañado en el descanso de la noche y resguardado de todo mal. Te pido que también motives y alegres todos los corazones que puedan sentirse débiles ante el desánimo, ante la crisis o ante el mal vivir; repara sus vidas Señor, para que puedan empezar con pie derecho este maravilloso día acompañado de tu gracia.

Esta mañana, bendito Padre, quiero poner a tus pies, todos los planes que pondré en marcha, todos los proyectos que tengo en mis pensamientos, para poder realizarlos con mucho provecho y mucha conciencia de que están bajo tu aprobación. Dame la seguridad de que estarás conmigo todo el día para dirigir mis pasos con prudencia.

Dios eterno, necesito tu divina presencia en mi vida para alcanzar la felicidad que le dé paz a mi corazón.

Quiero pedirte maravilloso Padre, que este día bendigas la vida de aquellas mujeres que están en la espera de un nuevo ser. Abre caminos de verdad, mora en sus corazones para que tengan la fortaleza de continuar con esperanza sus vidas.

Precioso Señor, elevo mi oración para contemplar el hermoso cielo junto a mi alabanza, que todo lo que soy te alabe en verdad, porque solo te tengo a Ti, como herencia para los demás. Alabado seas por siempre hermoso Creador de maravillas y bendito seas, oh Dios, porque has sido siempre mi amparo y consuelo.

Gracias por siempre ir en mi auxilio Dios bueno, por no dejarme solo en las noches de profundo pesar, por activar mis energías esta mañana para rendirte gloria una vez más y amarte como Tú lo sabes hacer. Renueva mi fe Señor, mis ganas de seguirte con la seguridad plena de que vas a mi favor, de que Contigo lo puedo todo.

Derrama tu Gracia sobre este corazón que necesita de Ti en este nuevo amanecer. Que mi favor sea escuchado y aceptado bajo tu divina voluntad, si las cosas no resultan tan bien, permíteme ver más allá de la dificultad o desdicha, que pueda ver tu inmaculado Rostro e ir en esta jornada de la mano de Nuestro Señor Jesucristo, Amén.

81 comentarios en «Oración de la mañana para el 15 de Marzo»

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!