Oración de la mañana para el 10 de Mayo

Hermoso Dios, Rey de mi amanecer, cada despertar que me regalas es un don precioso. Gracias por el milagro de la vida y porque tengo una oportunidad más para disfrutarla. Gracias por cada cosa que colocas cuidadosamente delante mío para recordar el amor que me tienes. 

Te doy gracias por mi familia, por mis amistades y por todas las personas que me animan en esta vida que muchas veces, se vuelve difícil. Muchas gracias por cada una de sus vidas, por los trabajos que les ayudan a poder llevar un pan en su mesa y así pueden sustentar a los suyos. 

Lo tengo todo, te tengo a Ti y con tu Espíritu Santo te pido que abraces mi corazón necesitado. Eres el jefe de mi vida, el dueño de mi existir y, esta mañana, te entrego todas mis metas, mis propósitos y cada objetivo que he trazado, para que los tomes en cuenta y los dirijas para que puedan marchar correctamente.

Con mi corazón en tus manos, te pido que por favor alejes de mi camino todo lo que no necesite, todo lo que me hace daño. Arranca de mi alma todo sentimiento que no sea tuyo, lava mis manchas y perdona mis culpas con tu gracia. 

Confío en tus promesas, y aunque yo a veces no sea lo suficientemente fiel, quiero que seas Tú quien controle todo lo que tengo y soy. Si te vuelvo a fallar, si no me doy cuenta de lo que hago, llama mi atención Dios bueno, con el amor de un padre tierno que corrige a su hijo con paciencia; para yo aprender a hacerlo de la misma manera con mis hermanos.

Divino Señor, quiero vivir para agradarte, para alabarte y adorarte. ¡BENDITO SEAS, DIOS!

Esperaré en Ti, Oh Señor del universo, para que cada petición y cada agradecimiento sea escuchado y que tus promesas se cumplan en el momento preciso. Si los planes no salen a mi favor, que mi convicción no desista, ni el desánimo me domine, que solo guarde la calma para saber pensar que todo lo haces por mi bienestar.

Quisiera poner en tus manos, la vida de las personas que el día de hoy emprender algún viaje, por los que están lejos de sus seres más queridos por muchos años porque consiguieron un trabajo, por los que huyen de su país por problemas sociales, económicos o políticos; para que las protejas de todo peligro, de cualquier accidente o de cualquier persecución, que en su padecer clamen a Ti y pronto puedan volver con sus familias.

Tengo la certeza de que este día será muy hermoso para mi, lleno de mucha bendición y de muchos retos. Prepara mi espíritu para todo ello mi Señor, que tu misericordia me envuelva y sea quien me resguarde este día que me espera. 

Esta mañana, me dispongo a empezar mi jornada con los pies sobre la tierra pero con mi mirada hacia el cielo mi Señor, para no perder tu rostro en ningún hermano, en ninguna criatura o creación tuya. Con toda mi mente y corazón te sigo Padre, acompáñame que te necesito, en el Nombre de Jesús, Amén.

51 comentarios en «Oración de la mañana para el 10 de Mayo»

  1. Buenos dias Dios del Universo entero, esta mañana despierto y te doy gracias por este hermoso dia que me permites contemplar, por mi salud, por mi familia, y por las bondades que dia a dia, recibo de Tí, Amado Señor, Padre Amado este dia celebramos a todas las madrecitas de nuestro pais, y algunas partes del mundo, yo quiero pefirte que abrazes a Nuestra Madre Santisima, Madre de tu Divino hijo y a todas las que juegan tan importante roll, bendicelas Señor, derrama sobre ellas, amor, paz, comprension y dicha la felicidad las acompañe siempre.
    Te pido Señor bendiciones y tu divina proteccion para todos los miembros de mi amada familia, mis amigo, mis vecinos y mis hermanos en la Fé, te suplico salúd para los enfermos, compañia y consuelo para los ancianos, proteccion y abrigo para los niños y fuerza y fortaleza para las madres solteras, ilumina, protege y cuida de nuestros sacerdotes y especialmente por todos los que estan mas necesitados de tu misercordia, por los que dejaron este mundo y no pudieron despedirse de sus familiares, por los efermos de ese terrible mal que nos tiene presos en nuestros hogares, separados y sin poder abrazarnos.
    Señor dame un corazon humilde y perdoname si por momentos no actuo como tu esperas de mi, perdona mis fallas y mis ofensas a mis projimo, ayudame a tratar de ser mejor perdona, a poder convivir y estar en Santa Paz con mis hermanos, dame paciencia y tolerancia, fortaleza y fuerza y mucho amor para continuar a tu servicio y poder llevar a cabo las tareas que has dado. Dame sabiduria para resolver mis aflicciones y y tomar buenas decisiones que me ayuden a resolver mis problemas, sobre todo, los economicos, Señor, te lo pido en el nkmbre de Jesucristo tu Hijo Amado Rey y Salvador Nuestro, Amén.

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!