Oración de la mañana para el 6 de Julio del 2024

Bendito Dios, dueño y Señor del universo entero, hoy dispuesto en tu presencia quisiera primero contemplar lo bello de tu amanecer. Me detengo unos minutos a pensar en los detalles que le pones al cielo, a mi habitación, a mi cuerpo con el soplo de vida, y me siento tan afortunado Señor, que quiero darte muchas gracias por tan preciados regalos. 

Gracias hermoso Padre, porque también me has otorgado dones esta mañana, para poder hacer de tu palabra, un testimonio. Te pido que no permitas que la duda o la inseguridad ocupe algún espacio en mi mente, que por tu infinita bondad me sienta seguro y protegido. 

Preserva mi hogar Señor, cuida de cada integrante de mi familia, Tú sabes cuántos los amo y espero siempre lo mejor para ellos. Vigila con mucho cuidado cada paso que ellos den, regálales un hermoso día, lleno de bendiciones y muchas cosas por aprovechar. 

Cuídalos de todo mal querido Dios, no te ausentes de sus lados ni dejes que pasen necesidades. Dales la oportunidad de poder trabajar duro, de esforzarse para que puedan tener un plato de comida en su mesa a diario, para que no queden sin vestiduras, no dejen de tener hambre y sed de Ti mediante la oración y otras maneras de acercarse a tus pies. Dales la disposición para que tu Palabra pueda trascender durante toda su vida.

Precioso Señor, que los rayos de tu sol ardiente de amor, lleguen por los rincones más oscuros que muchas personas tienen. Ten misericordia del mundo que se mantiene en tinieblas, sobre las personas que no saben qué hacer con sus vidas desde que amanecen, por los que el desánimo a ido apagando poco en poco sus almas porque la esperanza ya no existe en sus corazones.

Dios fiel, tu amor y misericordia son incomparables, gracias por todas las bendiciones de mi vida.

Derrama tu Espíritu sobre mí Señor, para que no me equivoque tomando las decisiones incorrectas en el transcurso de día. Defiéndeme del enemigo y escóndeme bajo tus sombras Dios mío, que las palabras negativas de la gente no me afecten ni hagan que mi fe se tambalee.

Dame la dicha de poder cumplir con responsabilidad todas mis actividades, desde lo más pequeño, hasta lo más grande y complicado. Que todo me recuerde a Ti para no dejar de alabarte ni de buscarte en mi oración.

Piadoso Señor, permíteme conocerte un poco más y aprender de Ti, de lo que nos ofreces, nos prometes y nos encomiendas. Danos la posibilidad de servir con amor y mucha dedicación, de compartir con mis hermanos todas tus enseñanzas y dame la paciencia para poder comprender cada actitud de ellos.

Espero de corazón que mi petición sea escuchada y hecha realidad en mi vida. Que este día sea muy provechoso para mí Señor, quiero dibujar sonrisas en tu rostro con mis acciones. Aparta la maldad de mis caminos, no me dejes caer en la tentación mi Dios. Yo espero en Ti, en el nombre de Jesús, Amén.

Compártelo: