Oración de la mañana para el 5 de Marzo del 2024

Padre maravilloso, la caricia de tu cálida mano pasa con ternura por mis mejillas a través de los suaves rayos de sol que en ésta mañana dejaste entrar a mi habitación; y ésta muestra tan bonita de cariño hacia mí, hace que mi corazón tome impulso para hoy agradecerte por el primer detalle de amor que me preparaste.

Empiezo la jornada de este día con todas las ganas de querer dibujar una sonrisa en tu inmaculado rostro con mis acciones. Amado Padre, bello es todo lo que haces, grandes son tus obras, pero mucho más grande es tu amor al permitirme poder despertar y encontrarme contigo.

Es una gran bendición saber que puedo dirigirme hacia Ti y que mis labios quieran pronunciar palabras de gratitud por la grandeza de tu bondad y la inmensidad de tu misericordia. Gracias Señor, porque además de poder saber que en este nuevo amanecer estás de mi lado; también puedo ver y tener conmigo una vez más a los seres que más quiero en este mundo y son pieza fundamental en mi vida.

Gracias porque pude despertar bajo un techo seguro, donde pude descansar bajo tu protección y cuidado. Gracias porque todo lo que tengo y lo que voy construyendo poco a poco en mi interior hasta hoy, es producto de tu divina obra. Gracias por decirme con todos estos detalles, que éste día será muy especial para mí.

Padre misericordioso, aprovechando estas primeras horas del día que tengo contigo, quisiera poner en tus poderosas manos mi vida entera, dentro de ella las cosas que hoy tengo planeadas, mis dudas, mi actuar unido a mis pensamientos, unido a mi sentir y unido al alma. También quisiera poner bajo tu divina voluntad, la vida de las personas con las que he compartido todo este tiempo y a las personas que veré desde el inicio hasta el final de este día.

Oración de la mañana para el 5 de Marzo
Magnífico Dios, aumenta mi fe en la hora de la prueba, no permitas que el enemigo se aproveche de mi debilidad. Amén

Quisiera pedirte Padre de bondad, que me otorgues la convicción de tu presencia en todo lo que pueda ver y escuchar al pasar de las horas, dame la calma para pensar cada vez mejor las cosas y la prudencia necesaria para poder aprovechar minuto a minuto este gran regalo que me das.

Sé mi guardián para los momentos difíciles que hoy me toquen pasar y mi fiel consejero para todo lo que tenga que decir. Dame tus ojos, oídos y manos Señor, para saber mirar, escuchar y ayudar a todos lo que hoy se crucen en mi camino. Enséñame una vez más a ser como Tú, a abrazar con ternura y a querer como sólo Tú sabes querer.

Enséñame a valorar un poco más ésta vida que me das con mucho cuidado, utilizando con mucha responsabilidad cada segundo de mi tiempo. Y guíame Señor, por el único camino que no me separará de Ti jamás, el que sólo Tú conoces y sabes que yo realmente necesito y no el que a veces mis impulsos me quieran llevar.

Llena mi corazón de paciencia y de fuerza para comenzar con el pie derecho de Tu gracia. Todo esto que te doy y te pido, acógelo con todo mi cariño por favor Dios bueno, para nunca olvidar que el sentido de mi existir es gracias a tu Amor desinteresado. Todo esto te lo pido en Nombre de nuestro Señor Jesucristo, Amén.

Unidos en Oración

Instalar
×
Enable Notifications OK No thanks