Oración para disfrutar el día a día

Oración para disfrutar el día a día

Dios Todopoderoso hacedor de toda perfección, recibe mi corazón del que sólo Tú tienes la llave. Aquí me presento como un hijo tuyo, para que observes mi alma, transparente, que te glorifica. Honra a Ti, mi Dios, por siempre.

Padre, en tu infinita bondad nos has dado la vida, como el regalo más puro del cielo a los mortales. Y nos has dado también, un plan, un camino. Ayúdame a continuarlo sin altibajos, sin cuestionamientos, porque es tu sabiduría el principal fundamento para seguir.

Como hombres y mujeres, nosotros observamos la Tierra y a veces pensamos sus límites como aquellas paredes que nos alejan de tus promesas. A veces, Señor, miro mi vida con quietud o me embargo en la tristeza de mis problemas olvidando por momentos lo sabio de tus planes para cada uno de tus hijos.

Oración para disfrutar el día a día
Padre Celestial, despierto el día lleno de mucho ánimo sabiendo que estarás conmigo en todos los momentos, para disfrutarlos día a día.

A veces, Padre amado, no logro comprender del todo las situaciones que componen mis días, los caminos que debe seguir para completar tus designios, y yo, me cuestiono, sufro, la desconfianza del que duda.

Por ello, te pido, Dios que sabes que mi alma existe para venerarte, que mis intenciones siempre buscan hacer tu agrado, Padre, yo pido porque me sea permitido el don de disfrutar los días como un obsequio tuyo, con una muestra de Tu infinita bondad con nosotros.

Que permitas dotar de ésa tu luz a todo los que posean también mis angustias y a los que sufren de un mal que les parece terrible, a aquellos que han visto muy de cerca la muerte y se sienten, a su vez, morir, ayúdalos también a disfrutar los días con sus vicisitudes y alegrías, y a tener la confianza de que Tus ojos los protegen en cada momento.

Oración para disfrutar el día a día
Alégrense en la esperanza, muestren paciencia en el sufrimiento, perseveren en la oración.

Porque sé lo que significa sucumbir a tus pruebas y esperar expectativas que a veces no nos corresponden. Porque, claro, uno va comprendiendo nuestros no son necesariamente los tuyos, pero Tú has escogido lo mejor para nosotros. Y esa convicción de la que yo he me he alejado, a la que quiere aferrarme ahora y para siempre.

Gracias por permitirme entender eso y con sólo esa ayuda, ya empezar también a disfrutarte. Oh, Padre celestial, siempre has bendecido mis pasos, nunca me has abandonado y si he caído en la tristeza, entiende que son reacciones, imperfecciones humanas que se irán borrando conforme me siga acercando a Ti, al milagro de conocerte.

Alabado seas, Padre, Dios de todo lo conocido y de lo que aun ni nuestros sueños logran concebir, Padre de la Vida, del amor, gloria siempre a vuestro poder que nos ha de salvar.

Oración para disfrutar el día a día
Señor bendito, no hagas que me preocupe por el mañana. Hazme entender que el presente siempre es un hermoso regalo que tienes para mí.

Porque sólo Tú, puedes salvarnos de las penurias y las desconfianzas, regreso a Ti para pedir por la sabiduría de disfrutar todo lo que compone a la vida, porque cada uno de dichos elementos es un regalo tuyo.

Nunca permitas que me falte este espacio de oración, porque con solo escucharme ya la paz se posa dentro de mi alma y te glorifica. Gracias, Padre por todo lo que me das. Y por las oportunidades que tengo de poder estrechar mucho más mi relación contigo.

Por permitirnos también conocer a Tu Hijo, Jesús, nuestro salvador, quien siempre intercede por nosotros y protege nuestro espíritu. A ustedes encomiendo mis días. Tengo la seguridad de que mi oración llegará hasta tu santa presencia. Alabado seas, Dios bendito, Amén.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Don`t copy text!