Oración de la noche para el 26 de Noviembre

Adorado Padre, la noche nos acompaña una vez más y me postro ante tu presencia para agradecerte por todas las bendiciones que pusiste en mi día. Gracias porque durante todo momento me cuidaste y velaste por mí. Amado Señor, eres mi más grande razón para sentirme feliz, te amo con todas mis fuerzas y con toda mi alma.

Gracias quiero darte porque me concediste mucho para vivir hoy, por los momentos que alegraron mi corazón, por aquellos instantes que dibujaron una sonrisa en mi rostro, por las personas con las que los compartí y por las bendiciones que manifiestan tu infinito amor.

También te agradezco por los momentos que no fueron tan buenos. Gracias porque durante ese tiempo también sentí tu presencia. Señor, eres el guardián de mi vida, eres a quien puedo recurrir en mis momentos de agobio. Gracias por ser consuelo en los instantes de tristeza, donde comprendí que nunca te apartas de mi lado.

Gracias, Padre amado, porque me regalas un precioso lugar, un techo donde puedo regresar y puedo disfrutar de las personas que amo, gracias porque nunca falta el alimento ni el vestido en mi familia. Concédeme, esta noche, un poco más de tu amor y de tu paz para compartirlos con los míos.

Oración de la noche para el 26 de Noviembre del 2018
Buenas noches. Duerme tranquilo que el ¡SEÑOR DIOS! sabe lo que tu corazón necesita

Quiero pedirte perdón por los momentos donde tuve duda y tuve miedo. Perdón porque me dejé vencer por el enemigo y porque en esos momentos me solté de tu mano. Pido tu perdón si no ayudé a mi prójimo, si con una conducta inapropiada causé decepción en quienes me aman. Pido alcanzar tu piedad y misericordia, Dios bendito.

Sin embargo, Tú no tomas en cuenta mis errores y me sigues regalando bendiciones. Gracias por todo lo que me permitiste lograr el día de hoy, gracias por las metas que voy consiguiendo y que me regocijan. Tu santo nombre se coloca delante de mí para que solo pueda darte honras y glorias.

Mi cuerpo está cansado, esta agobiado, pero en esta batalla obtuve la victoria. Deja que mi mente pueda descansar de todas las preocupaciones que pude sumar hoy, que descanse de todos los pensamientos y sensaciones de angustia que me puedan aquejar. Dame un tranquilo descanso para reponer mis energías.

Esta noche, pongo mi vida a tus pies, la vida de mis familiares y todo mi hogar. Mantente vigilante y evita que toda maldad se pose frente a mi puerta. Danos la unión que necesitamos y aumenta nuestra fe ayudándonos a orar con mucho más fervor, en el nombre de Jesucristo, nuestro Señor, Amén.

97 comentarios en «Oración de la noche para el 26 de Noviembre»

  1. Buenas noches, Padre Misericordioso, el día se fué, dando paso a la recién llegada noche, y vengo a Tí y me pongo ante tu presencia para darte gracias por el día tan hermoso que me permitiste vivir, gracias por la salud que me prestaste por la hermosa familia que me a ompaño, por la casa que nos reunió en su interior, y el vestido que nos cubrió, por el sustento que nos permitió cubrir las necesidades más importantes,del día, rancias Señor, por el pan de cada día, que tuvimos sobre la mesa y compartimos en tu Nombre.
    Te pido perdón Señor, por las ofensas a mi prójimo, por haberme negado a escuchar sus palabras de auxilio, por las fallas que cometí, faltando a tus divinos mandamientos, perdón por no haber cumplido con las promesas de no volver a cometer los mismos errores, pero caigo en ellos, Tu eres un padre bueno, y perdonarás los errores cometidos y me darás la fuerza para tratar de corregirlos y no caer en tentación nuevamente.
    Señor Amado, te pido humildemente tus bendiciones para mi amada familia, los dejo a tus plantas y te entrego su vida, su trabajo para que los cuides, los protejas y los alejes de todo peligro que los amenace.
    También te entrego mi vida y todo lo que hago digo y pienso, para que lo juzgues y me ayudes a corregir lo que no esté bien hecho, permíteme descansar esta noche bajo tu cuidado, acompáñame a descansar y concédeme un sueño reparador de energías y liberador del cansancio, y si es tu voluntad, permíteme a mi y a mis seres queridos, un nuevo amanecer y poder salir de la cama y realizar las actividades que hayas preparado para poder servirte, como debe ser, pues eres el Señor de Señores y protector nuestro. Todo esto te lo pido en el nombre de tu Amado Hijo Jesús. Amén.

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!