Oración de la noche para el 24 de Febrero

Misericordioso Señor, un día más está llegando a su final y es momento de que la luna se pose en el negro cielo. Ahora me dispongo a descansar y a tratar de recuperar las energías que perdí en el día que transcurrió, siempre con la esperanza de poder tener un nuevo mañana, que venga de tu mano.

Bendito Dios, esta noche, quiero agradecerte por todos los momentos bonitos que pude pasar, por los momentos que disfruté de mi familia, de mis amigos, por los momentos que compartí en el trabajo o en mi centro de estudios, por esos instantes que se dieron en mi hogar que, seguramente, formarán parte de bellos recuerdos. Gracias porque detrás de esas cosas hermosas estuviste Tú.

Padre Santo, gracias porque, a pesar de que cometo muchos errores, estás conmigo en todo momento. Antes de dormir quiero buscar estar en gracia contigo, quiero que puedas perdonar todos los actos malos que pude cometer. Sabes, Señor, que mis intenciones no son dañarme, ni dañar a las personas que me rodean, es por eso que te pido perdón de todo corazón y así poder alcanzar tu misericordia.

Señor mío, pongo todo de mí en tus manos: mis sueños, mis planes, mis preocupaciones, mis cargas, para que seas Tú quien pueda darle solución y pueda alivianar todo el peso que llevo a mis espaldas. Señor, permíteme descansar de todo ello, distender mi mente para poder renovar mis energías y así poder caminar de tu mano por las sendas de victoria.

Oración de la noche para el 24 de Febrero
Es de noche. En cada plegaria que eleves, que Dios sea el último pensamiento del día. Que sea el centro de tu vida y de tu hogar.

Gracias Dios bendito, porque mantienes en unión a mi familia, gracias por cuidar de sus vidas, gracias porque permites que tengan un aliviado retorno a casa y porque haces que nuestros problemas se solucionen con tranquilidad, siempre colocándote primero a Ti. Gracias Señor, porque no me desamparas, porque siempre pones en mi mesa algo que compartir y porque mi fe en Ti crece con el correr de los días.

Mantén a mi familia unida, Señor. Si hay algunos que están atravesando por enfermedades o diferentes problemas, que puedan hacerse fuertes desde nuestro amor y comprensión. Haz que nos ayudemos constantemente y que uno vele por el otro en todo momento.

Padre de misericordia, necesito descansar por completo, necesito que esta fatiga abandone mi cuerpo y mi mente. Limpia mi corazón de las manchas del pecado y elimina todos esos sentimientos malos que haya podido tener. Sé mi fortaleza, mi fuente de fe y mi consuelo cuando las cosas se pongan difíciles. Seguiré confiando en Ti, mi Señor, porque eres el único y verdadero camino que debo tomar.

Buenas noches mi Señor, sé que estás escuchándome y sé que estás obrando para que todo marche bien. Te pido que puedas concederme un día más de vida, si es tu santa voluntad. Protege mis sueños y no dejes que el enemigo pueda irrumpir en mi cabeza. Cuídame mientras duerma, mi Dios, en el nombre poderoso y perfecto, de Jesucristo, nuestro Salvador, Amén.

68 comentarios en «Oración de la noche para el 24 de Febrero»

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!