Oración de la noche para el 17 de Septiembre

Señor de mi vida, una vez más ha caído la noche y en este día que tú me has concedido vivir, me tomo un momento para pensar y recordar cada una de las cosas que he experimentado el día de hoy. Hago un recuento de mi día y lo entrego a Ti, mi Dios bueno y maravilloso, porque si no fuera por tu gracia y tu misericordia, nada habría sido posible.

Quiero en esta noche, mi Señor, darte las gracias por este bello día que he vivido. Gracias por cada uno de los momentos en los que sonreí y también en aquellos en los que la preocupación se apoderaba de mí. Gracias por todas las personas con las que estuve hoy; mi familia, amigos, compañeros de trabajo y porque tu mano poderosa también los sostiene.

Gracias también, victorioso Padre, porque me permites tener un hogar al cual regresar, en el que puedo tener descanso y alimento diario, y aunque a veces los problemas y dificultades también se apoderan de él, yo quiero pedirte en esta noche que lo cubras con tu manto milagroso y hagas de mi casa un lugar de amor, unión y felicidad.

La noche ha llegado anunciando el fin de un día más, un día de crecimiento y aprendizaje y un día también para recordar. Te pido que me tomes entre tus brazos y me arrulles con cánticos celestiales para poder tener un descanso reconfortante. Cuídame a mí y a todos los míos de cualquier peligro en esta noche y permítenos dormir a gusto, con la certeza de saber que velas nuestros sueños.

Oración de la noche para el lunes 17 de Septiembre
Esta noche el Señor te dice: «Dame tu mano, no te detengas yo te daré fortaleza para superar las adversidades de la vida». Descansa confiado, pues el Señor está obrando.

Si es tu voluntad, Padre amoroso, danos la dicha de poder despertar en un nuevo día. Tú conoces mis planes y mis metas, pero sé que los planes que Tú tienes para mí son mucho más grandes. Ayúdame, por favor, a que el resto de mi semana sea muy productiva y que con tu compañía, pueda llegar a lugares inimaginados.

En esta noche te pido que renueves mis fuerza y mis ganas de salir adelante. Ayúdame a cumplir con gusto cada una de mis obligaciones y dame coraje y valentía para no rendirme y claudicar ante las situaciones difíciles. Acrecienta mi fe, Señor amado, para que con mi confianza puesta en tus benditas manos, pueda seguir firme en tu camino.

No te olvides de ninguno de tus hijos, mi Señor. Ni de las personas que amo ni de aquellos que sufren y te necesitan. Yo sé que Tú los sostienes, Dios mío, por eso clamo a Ti en esta noche y te pido que derrames tus bendiciones sobre todo el mundo, de manera especial por aquellos que no tienen un techo que los cubra del frío y aquellos cuyas naciones está siendo golpeadas por los azotes de la naturaleza.

Sé nuestro refugio, mi Dios, y en este día que culmina para mí, alabo tu nombre y exalto tu bondad, pues si no fuera por tu benevolencia, no sabría que sería de mi vida, Señor. Gracias por estar conmigo siempre, Señor, en el nombre de Jesús, Amén.

69 comentarios en «Oración de la noche para el 17 de Septiembre»

  1. Gracias amado padre celestial por darnos la oportunidad de descansar en esta noche gracias padre a tes de descansar me acerco a ti para dejar en tus manos a mi familia y a todo lo que e planificado para que se haga tu voluntad y no la mía te lo pido en el nombre de tu hijo Jesucristo Amen.

  2. Buenas noches , Padre misericordioso está mañana he me presento ante Tí. Para darte gracias por el día que nos permitiste vivir a mi y ,los míos gracias padre, por el techo que nos protege, el vestido que cubre nuestra puerta, y el sustento que nos permite cubrir ciertas necesidades, Gracias divino Padre, por los alimentos que pusiste sobre nuestra mesa y que pudimos compartir en tu divino nombre.
    Te ruego perdones los errores que haya cometido durante este día, las ofensas proferidas a mis hermanos, pues son ofensas que también te ofenden a Ti, o permitas que siga cometiendo los mismos errores que me hacen faltar a tu divina palabra, perdón Señor.
    Cubre con tu manto sagrado a mis seres queridos, y no permitas que plaga o daño alguno se acerque a ellos, líbralos de todo peligro, no los dejes caer en tentación y si aún no están en sus hogares, devuélvelos con bien a casa, sanos y salvos.
    En tus manos coloco todas mis aflicciones y mis problemas guíame para que pueda salir victoriosa de ellos, y condúceme por caminos de bienestar, permíteme un descanso reparador para mi y los míos y no dejes que malos pensamientos, invadan mi mente, y si es tu voluntad, permítenos disfrutar de un nuevo día bajo l a amparo y la protección de tu Amado hijo Jesús. Amén.

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!