Oración de la noche para el 8 de Diciembre

Dios de la vida, gracias quiero darte porque un día más culminó bajo tu atenta mirada. Gracias te doy, Padre celestial, porque durante todo el día no me dejaste solo, siempre estuviste en mis momento de alegría y en mis momentos de tristeza, pendiente de mis necesidades como el Padre que eres.

Señor mío, gracias te doy por todos los momentos alegres que sucedieron hoy. Gracias porque me fue bien en el trabajo, porque mi familia se mantiene unida, gracias porque me permitiste servirte desde muchos ámbitos de mi vida. Gracias porque envolviste mi día con tu amor y porque, aún en la noche, tu presencia persiste haciéndome dichoso y bendecido.

Gracias Padre misericordioso, por los momentos malos que me tocó pasar. Por los momentos de enfermedad, por los momentos de angustia, por los momentos de tristeza, por aquellos momentos donde siento que no me puedo levantar. Porque es en esos momentos donde tu presencia está mucho más pendiente de mí, para no dejarme caer, para no sentirme vencido, para servirme como consuelo ante tanto dolor. Gracias porque en las adversidades te mantienes fiel.

Esta noche solo quiero agradecer tu bondad y tu misericordia, porque me brindas muchas cosas sin merecerlo, gracias por el milagro hermoso de mi vida, gracias te doy por la vida de mis familiares, por sus trabajos, por sus estudios, porque al final de la noche nos podemos volver a reunir en torno a nuestra mesa para compartir alimentos que nos regalas. Gracias porque nos proteges siempre y porque nos das la unión y la armonía.

Oración de la noche para el 08 de Diciembre del 2018
Buenas Noches. Si el hoy fue bueno ¡ORA! Si el hoy fue malo ¡ORA!

Padre de misericordia, Tú conoces cuan grande es el problema que vengo atravesando, Tú conoces cuanta preocupación me trae y cuanto estoy padeciendo por este infortunio. Dame la fuerza y la valentía para hacerle frente a toda esta preocupación, concédeme la sabiduría para solucionar de la mejor manera este problema y poder regocijarme de alegría al salir victorioso de él.

También quiero pedirte misericordia, Divino Padre, por las personas que no han terminado bien su día, por aquellos que la enfermedad los aqueja o que son víctimas de la injusticia, para que encuentren el consuelo en Ti y una voz de esperanza que los anime a continuar.

Que la noche se lleve consigo, mis preocupaciones, mis cargas y mis tristezas. Concédeme un descanso pleno y que restaure mis energías que me servirán para tentar una mejor posibilidad de lograr mis objetivos el día de mañana, Padre celestial.

Gracias porque en esta noche tu amor se manifiesta. Te elevo esta humilde oración con mucha devoción y mucha esperanza, porque tengo la confianza que Tú lo harás todo a su tiempo, todo lo solucionarás y todo lo encaminarás. Bríndame, Señor Santo, la ocasión de tener un día más a tu lado lleno de felicidad y de oportunidades, te lo pido en el nombre de Jesús, Amén.

73 comentarios en «Oración de la noche para el 8 de Diciembre»

  1. PADRE celestial gracias por tu bendicióne que recibi hoy y un día más de vida gracias señor mi amado Dios dame fortaleza para seguir adelante con mi dolor de pierna derecha tú conoces mis necesidades ayúdame a salir adelante gracias gracias señor mi Dios sigo pidiendo por mis hijos nietos familia para que no NOS contajimos del covid gracias por escucharme PADRE micericordioso ten piedad de todos los enfermos y deten esta pandemias si es tu voluntad gracias señor te lo agradezco en el nombre de tu amado hijo Jesucristo amén amén ❤️❤️❤️❤️🙏🙏🙏🙏🙏🙏💖🌷

  2. Buenas noches, Amado Señor, el día terminó, y yo me pongo n tu presencia, para arte gracias por est que me permitiste vivir, por la familia que me diste como compañía, por mi salud,por todos los beneficios que nos concedes, y disfrutamos gracias a Ti, gracias porque el pan no faltó sobre nuestra mesa y pudimos compartirlo y saciamos nuestro apetito, en tu Bendito nombre.
    Padre bendito, te pido perdón por los errores que haya cometido este día, por las faltas y ofensas a mis hermanos, por mi indiferencia hacia mi prójimo, por olvidar tus divinos mandamientos y fallarte cuando te he prometido tratar de imitarte.
    Derrama tus bendiciones, Señor Misericordioso, sobre mis seres queridos, aleja todo peligro que los amenace, líbralos de toda plaga o enfermedad, y no los dejes caer en tentacion, aumenta su fe y llámalos a tu servicio, que comprendan Amado Señor que tu eres el Camino, La Verdad y la Vida, y que sólo recorriendo ese camino, lograremos ser felices.
    Permite que nos retiremos a descansar, cobijados en tu regazo confiando que serás el guardián de nuestros sueños y podremos lograr conciliar un sueño tranquilo y que nos permita recuperar las energías gastadas durante este día. Si es tu voluntad permítenos disfrutar de un nuevo día, para así poder continuar con la misión que nos has encomendado y seguir a tu servicio, siempre en el Nombre de tu hijo Amado Jesús. Amén.

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!