Oración de la noche para el 8 de Septiembre

Oración de la noche para el 8 de Septiembre

Amoroso Dios, llegada la noche, me dispongo a estar rodillas ante tu presencia para entregarte todo lo que me pesa en mis espaldas, mis problemas, dudas, la vida de mi familia y de mis amigos. Gracias por cuidar de mi vida Señor, por las pruebas que permitiste en este día, por los momentos agradables, por que en todo ello siempre estás Tú.

Señor bueno, he tenido una día muy cansado, y en esta noche necesito más que nunca de tu abrazo eterno. Mi alma tiene sed de Ti y quiero que a través de esta humilde oración, yo me pueda sentir confortado en tus brazos y así estar descansado para empezar un nuevo día con mucha energía.

Alivia todo lo que me hace sufrir y que muchas veces no se lo manifiesto a los demás, dale claridad a mis pensamientos y nobleza a mi corazón. No dejes que la duda siga haciendo de las suyas y me aleje de Ti, que por tu Santo Espíritu, todo el dolor y el rencor que yo pueda sentir, se aparte de mi corazón y deje espacio para tu amor.

Piadoso Dios, bríndame la sabiduría que mi mente necesita para decidir de manera correcta en las situaciones que se me presentan y lleva muy lejos todo el peligro que quiera perjudicar mi integridad. Quiero ser una mejor persona, dispuesta siempre a dar   apoyo a los demás sin dudar tanto, sobre todo, quiero ser un buen testimonio como Tú.

Ya es de noche, el manto de tus paz me cubre. Descanso fuera de mis preocupaciones y de mis tristezas.

Quiero ser un instrumento que pueda ayudar en la conversión de los demás, llevar tu Palabra viva y latente por los lugares más escondidos, donde se refugia la gente que no quiere saber de Ti, para que se den la oportunidad de sentirse amados sin esperar nada más que un corazón dispuesto.

Antes de cerrar mis ojos para dormir, quisiera seguir dándote las gracias por todo lo que hoy recibí, por el alimento diario, por la vestimenta, el hogar donde me refugio, porque cubriste mis necesidades y las de mis familiares. Gracias por este maravilloso regalo de vida y por dejarme disfrutar de todo lo que me has preparado.

Si estás conmigo, nada de lo que el destino me ponga, puede salir en mi contra. Dios mío, deja que esta noche pueda ser de mucho sosiego para mí, deseo poder tener la tranquilidad necesaria para que mi mente ya no se cargue de tantas preocupaciones y pueda estar enfocada solo en descansar.

Te pido, adorado Señor, que no dejes que los malos sueños interrumpan mi descanso, permite que pueda ir con tranquilidad a mi cama, para que mi cansado cuerpo pueda ser recompensado del trajín del día. Espero en Ti, en tu amor y tu fidelidad, en el nombre de Jesús, Amén.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Don`t copy text!