Oración de la noche para el 8 de Febrero

Dios misericordioso, gracias por concederme la dicha de concluir un día más bajo tu mirada vigilante, gracias porque durante todos estos momentos, nunca te apartaste de mi lado y siempre estuviste atento a mis plegarias. Ahora solo quiero descansar para reponer las fuerzas que perdí en esta larga jornada.

Mi Señor, soy inmensamente feliz porque puedo reconocer que estuviste presente en las bendiciones que hoy tocaron a mi puerta. Gracias porque pude realizar con éxito todos planes que me planteé. Gracias porque pude sentir el poder de tu amor a través de las personas que pusiste en mi camino y porque me preservaste con salud durante todo este día.

También quiero darte gracias por los momentos llenos de dificultad, momentos de angustia y de tristeza, porque sé que no sueltas mi mano, porque sé que siempre permaneces cerca y porque puedo encontrar consuelo en tu presencia. Gracias por no permitir que me deje vencer, por siempre darme el aliento para continuar y para seguir en perseverancia en tu camino, Padre Santo.

Bendito Dios, quiero agradecerte la infinita misericordia que muestras para mí, gracias porque de tu mano obtengo todo lo necesario para poder vivir tranquilo. Gracias Señor, porque a pesar de mis pecados, sigues amándome cada día más, sigues pendiente de mis demandas y me resguardas del enemigo bajo la sombra de tus alas.

Oración de la noche para el 8 de Febrero
Es de noche, duerme con la esperanza y la ilusión de que mañana será un día lleno de muchas bendiciones para ti.

Esta noche serena, Santo Señor, quiero pedirte por mi familia, que nunca los dejes sin amparo y que prestes tu oído para escucharlos constantemente. Te pido que aumentes la unión y la comprensión dentro de nuestro hogar, para poder dar solución a los problemas que puedan crecer desde dentro de nuestra casa.

Gracias porque esta noche pudimos volver a salvo de donde nos tocó estar y porque, reunidos en la mesa, pudimos compartir el alimento que nos brindas sin falta. Señor, gracias porque haces de mi familia, una familia llena de Ti y a través de nuestro amor, se puede experimentar el amor de Dios.

Esta noche quiero que te lleves lejos de aquí a las preocupaciones, tristezas y momentos malos, te los ofrezco completamente a Ti para que me ayudes a descansar y a no mantener mi concentración que cosas que me ayudarás a solucionar. Señor, yo creo en Ti, confío en Ti y te doy mi amor, enteramente.

Gracias nuevamente Señor, porque esta noche tu amor está presente y porque tu misericordia la puedo palpar. Gracias porque sé que mi oración está siendo escuchada y porque todo lo harás en los tiempos necesarios y por las razones necesarias. Dame un día más de vida, si es tu voluntad, en el bendito nombre de nuestro Salvador Jesucristo, Amén.

74 comentarios en «Oración de la noche para el 8 de Febrero»

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!