Oración de la noche para el 4 de Septiembre

Santo Padre de misericordia, esta noche vengo hacia Ti con el peso del cansancio en mi cuerpo de esta larga jornada y solo quisiera entregarme a tus brazos para recuperar todo lo que dejé en cada actividad. Sin embargo, vengo también con el corazón que rebosa gratitud porque estuviste presente en todo lo que viví.

Gracias querido Dios, porque me brindaste muchas oportunidades para culminar algunas cosas que dejé a medias, por la dicha de compartir con personas que hace tiempo no veía y que me alegraron el día, por las buenas noticias que hoy recibí y los éxitos que tuve en mi centro de trabajo y en mis estudios.

También te doy las gracias Señor, por los padres que me diste, que me acompañan en todos los sueños que quiero realizar, por mis hermanos que durante toda mi vida han sido mis cómplices y han celebrado junto a mi todos mis triunfos, por el compañero o compañera de vida que me diste para que comparta mi vida en tu santa presencia.

Con todo el amor del mundo te pido que los cuides mucho que no permitas que el enemigo apague la esencia que llevan en su alma que los hace únicos. Ayúdanos a siempre perdonarnos con sinceridad y a saber resolver nuestros problemas por medio de la oración, que sea el portal para todas nuestras dudas y debilidades.

Buenas noches, poderoso Señor, limpia mi corazón y dame la alegría de un nuevo amanecer.

También te doy gracias por todo lo que me causó dolor o incomodidad, por los momentos donde me sentí muy abatido, porque sé que ellos poco a poco mi alma se irá santificando y mi corazón será similar al tuyo. Gracias porque tu mano estuvo presta ahí, me ayudaste a poder continuar con mi vida  hasta ahora.

Te entrego esta noche mi corazón , para que sea sanado por Ti y te pido perdón por todas las faltas que cometí, si en algún momento te ofendí o falté a tu Palabra. En verdad lucho para poder mejorar día a día, es solo que a veces las fuerzas me vencen y los sentimientos se adelantan a mi fe, restáurame mi buen Señor.

Quiero seguir dándote más cosas de mí como ofrendas, te doy mi alabanza para que esta noche pueda ser iluminada por el amor que le pongo, porque Tú mi Dios, no entiendes de límites si de misericordia se trata, acoges al que más te necesita y no miras las apariencias sino el propio corazón.

A Ti levanto mis manos para que todo sea glorificado en tu santo Nombre mi Señor. Ahora dispongo mi cuerpo a reposar en tus brazos para que el nuevo amanecer me reciba con mi alma más alegre y comprometida a hacer lo que se necesite y te agrade, ene nombre de Jesús, Amén.

36 comentarios en «Oración de la noche para el 4 de Septiembre»

  1. Buenas noches Amado Señor, esta noche ha llegado y yo te doy gracias por haberme permitido llegar a este momento, por el día que viví en tu santo nombre, disfrutando de salud, suficiente para realizar mis labores, por la familia que me acompaña en mi caminar, por la casa el vestido y el sustento, gracias por los sagrados alimentos en nuestra mesa, que compartimos en tu Santo Nombre, rancias Señor por todo tu amor y tu infinita misericordia.
    Señor te pido humildemente me perdones los errores cometidos, por las ofensas a mi prójimo, por la indiferencia con qué pasó junto a ellos e ignoro su presencia, perdona Señor si por soberbia, por orgullo o por ignorancia no escucho la voz de mis hermanos, Padre, dame un corazón limpio y bondadoso, para tratar de imitarte, para entender el sufrimiento o dolor ajeno, a ser caritativa en la medida de mis posibilidades.
    Hoy te entrego a mi familia Amado Padre, para que la acompañes y les, permitas descansar en tu regazo, después de este largo día, derrama tu bendiciones sobre ellos y líbralos de todo peligro, no permitas que caigan en tentación y condúcelos por buen camino.
    Seor mío, guíame, toma mi mano y no me sueltes, Señor si me tambaleo no me dejes caer, y si llegara a caer, dame tu mano y levántame, permíteme un descanso donde pueda recuperar las fuerzas gastadas este día, y pueda seguir sirviéndote, si quedó algo pendiente, y es tu voluntad, regálame un nuevo amanecer, para cumplir la misión que me tengas preparada, y así seguir amándote, alabándote y sirviéndote en el Santo Nombre de tu Divino Hijo Jesús. Amén.

Los comentarios están cerrados.

Don`t copy text!