Oración de la mañana para el 30 de Septiembre

Señor Todopoderoso, despierto en este día nuevo que Tú me concedes mirando a mi alrededor y dándote gracias por todas y cada una de las maravillas que Tú haces en mi vida. Gracias por mi familia, por el techo que me cobija, por la comida que renueva mis fuerzas, por el trabajo que me permite tener un sustento y por todos los regalos llenos de amor que haces llegar hasta mí.

En estos momentos me dispongo ante Ti antes de comenzar con mis actividades, para pedirte que seas Tú quien venga sobre mí y me de su bendición. Te entrego cada uno de mis deberes del día, mi Señor, para que con tu gracia y tu unción, me des la fortaleza que necesito para poder realizarlos con éxito y de la mejor manera posible.

Pongo también, Señor incomparable, todos mis planes y proyectos en tus santas manos, pues sé que todos aquellos que confiamos y creemos en tu palabra nunca seremos defraudados, pues Tú eres el dueño de nuestra confianza y mi corazón está contigo, Dios de amor.

Mi adorado Padre, Tú eres el centro y rey de mi vida, el único camino y la única verdad, es por ello que hoy estoy decidido a dejarme conducir por tu benevolencia. Por favor, Dios mío, apiádate de mí y de mi familia, no nos dejes caer en la tentación y guárdanos de todo peligro y mala intención del enemigo.

Quiero entregarte también a mi familia y a todas las personas que amo, por favor bendícelas y guía su camino, mi Señor. Tú eres nuestro único Dios, nuestro Señor, y quiero pedirte que seas Tú quien nos permita avanzar por tu camino de luz, amor y felicidad, para que tus lazos de unidad unan a mi familia y nos conduzcan por el camino correcto.

Oración de la mañana para el día 30 de Septiembre
Bendito Señor, ven con tu luz a poner claridad en mis días grises.

Señor mío, no permitas que me aparte de Ti ni un instante de este día, pues cuando eso pasa, la oscuridad y las tinieblas penetran mi corazón y me hacen caer en un abismo de tristeza, pecado y desolación. Yo reconozco mis faltas, Señor, sé que no soy perfecto y que te he fallado innumerables veces, pero en este momento me arrepiento de todo ello y te pido me des en este día una nueva oportunidad.

Avanzar contigo, Dios de mi vida, es caminar por senderos de dicha y alegría. Yo creo en tus promesas, mi Señor, y sé que me concedes tu perdón y me das una nueva oportunidad para sonreír, ser feliz y conducirme de una mejor manera. Por favor, toma mi mano y ayúdame a ser la persona que quieres que sea.

Padre celestial, pongo en tus manos este día y toda mi confianza, para que Tú seas aquella brújula que me dé el norte que necesito para poder estar cada día mucho más cerca de alcanzar mis sueños y cumplir mis anhelos.

Gracias desde ya te doy mi Padre bueno, porque sé que escuchas mi oración. Gracias porque nunca me dejas solo y aunque mi vida no es perfecta, yo estoy convencido de que Tú eres lo único que necesito para ser feliz. Te amo, te adoro y glorifico tu nombre ahora y para siempre, Amén.

111 comentarios en «Oración de la mañana para el 30 de Septiembre»

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!