Oración de la mañana para el 29 de Diciembre

Dios precioso, los primeros rayos del sol me dicen que me regalas un nuevo día para disfrutar y compartir con las personas que más amo. Esta mañana, abro mis ojos y busco tu presencia para agradecerte porque permitiste a mi cuerpo descansar plácidamente y me permites hoy ir a por los planes que tienes para mí.

Es hermoso, Dios Padre, poder disfrutar este bello regalo y saber que todo lo que haces, lo haces porque me quieres y porque soy lo más importante para Ti. Gracias porque me despierto con salud y con muchas ganas de realizar mis actividades para obtener mucho favor de ellas.

Guía mis pasos y orienta mi camino en este día, que no caiga en las tentaciones del enemigo y que te ponga a Ti por sobre todo. Sé que con tu santo nombre delante de mí, todo lo podré conseguir y todas las pruebas las podré superar. Dame la fuerza y el espíritu de lucha que necesito para enfrentar los obstáculos que se me puedan presentar en la vida.

Esta mañana, pongo todos mis proyectos, todos mis planes y todos mis anhelos bajo tu mirada, mi Dios, para que se cumplan según tu voluntad. Tú conoces lo que necesito antes que mis labios lo pronuncien y sé que me regalarás los dones que te pido en los momentos que sean convenientes.

Dios precioso, si mis planes no salen como espero ayúdame a no desesperar y a seguir confiando en tus palabras, a seguir confiando en tus promesas. Enséñame a comprender lo que quieres para mí en este día, muéstrame más de Ti para poder ver el mundo a través de tus ojos y poder ser un instrumento que lleve tu mensaje a las personas que más lo necesitan.

Oración de la mañana para el 29 de Diciembre
Amado Señor. Abraza mi vida y usa todo de mí para hacer tu obra.

Gracias te doy por todas las cosas maravillosas que pones en mi vida, una de ellas es mi familia. Gracias por darme un techo donde poder vivir y compartir momentos con cada uno de ellos. Gracias, Mi bueno Dios, porque me regalas la dicha de colocar un plato de comida sobre mi mesa para poder alimentarme, gracias por el vestido, por el trabajo, por mis estudios y por todas las bendiciones que vienen de tu mano.

Te pido que regales muchos dones dentro de mi hogar, que tu presencia sea quien gobierne todos los días dentro de mi casa. Padre celestial, si alguna vez caemos ante la adversidad, ayúdanos a levantarnos con mucha más fuerza y mucho más deseosos de seguir adelante.

Quédate conmigo durante esta mañana, Señor, acompáñame a todos los lugares donde necesite ir y que haz que regrese con bien de todos ellos. Protege mi vida y la vida de los míos concediéndonos mucha productividad, bienestar y prosperidad en este día.

Gracias mi buen Señor, por escuchar el clamor de mi oración, gracias porque sé que me acompañarás y guiarás mis pasos hacia la victoria. Que tu presencia sea una constante en mi vida y que tu gracia me envuelva para encontrar la felicidad y la paz que tanto necesito. Todo esto te lo pido en nombre poderoso Jesucristo, único camino y única verdad, Amén.

89 comentarios en «Oración de la mañana para el 29 de Diciembre»

  1. Buenos días Padre Celestial, esta mañana al despertar, me pongo ante tu presencia para darte gracias por haberme permitido abrir mis ojos, cuando otros ya no tuvieron esa dicha, gracias Amado Señor, por este nuevo día que me has preparado, yo, no sé qué me espera, pero tu si Padre Bendito, pues tu todo lo qué haces para tus hijos, lo haces con amor, gracias Señor por la salud que me prestas, por la familia je has dado por compañía, por el techo, el vestido y el sustento, gracias por el pan de cada día que pones en nuestra mesa, que nos alimenta y compartimos en tu Santo Nombre, gracias por las personas buenas que se han cruzado en nuestro camino por que así lo has querido, gracias por amarnos tanto Señor.
    Esta mañana te pido perdón, Padre Bondsdoso, por los errores que haya cometido y los que pedir pera comete, pues no estoy excéntrico de ello, perdóname por la las ofensas a mi prójimo, por los momentos de ira o indignación que hacen que olvidé de Ti, y que yo crea que todo lo puedo, cuando sin Ti a mi lado, no soy nada, perdóname por la indiferencia a la voz de mis hermanos, por los momentos de rencor, de ira, perdona mi ceguera ante el rostro suplicante de un niño o de un anciano, no lo permitas, Amado Padre.
    Derrama tus bendiciones sobre mis seres querido, toma su mano y condúcelos por buen camino, no permitas que se aparten de ti, cuida su vida, su trabajo, su hogar, su familia y bendice y vigila sus entradas y salidas, y al término de la jornada vuélvelos con bien a casa.
    Te pido también tu bendición y protección para mis amigos, mis vecinos, mis hermanos en la fe, nuestros sacerdotes, y por todos los que estén necesitados de tu misericordia, dale Señor, salu a los enfermos, acompaña y consuela a los adultos mayores, cuida y protege a los niños de todo el mundo, y dale fuerza y fortaleza a los padres y/o madres que solos van luchando por el bienestar de su familia.
    Padre tu conoces mi vida, sabes de mí desde antes de que me formara, sabes que es lo que me aflige, conoces todo de mi, dame fortaleza, fuerza, paciencia, tolerancia, y mucho amor para cumplir con la misión que me has asignado, dame discernimiento al momento de tomar decisiones, enséñame a ser comprensiva y tratar de imitarte, ayúdame a resolver todos mis problemas y a poder vivir en esa paz que sólo podemos lograr con trigo de la mano, todo esto divino Señor te lo pido invocando el Poderoso Nombre de tu Hijo Jesucristo Nuestro Señor Amén.

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!