Oración de la mañana para el 29 de Septiembre

Glorioso y poderoso Señor, una vez más has manifestado tu misericordia sobre mí y me has concedido la dicha de poder gozar de un nuevo día en tu presencia. Muchas gracias, mi Dios, por ese detalle de amor que has tenido conmigo, por favor te pido que me ayudes llevar este día con optimismo y perseverancia, para que, pase lo que pase, nunca aleje mi mirada de Ti.

Padre celestial, Tú eres el dueño del universo entero y en este día toda tu creación se deleita del sol, las nubes y el viento que pasa alrededor nuestro. En este día quiero tomarme un momento para entregarte mi corazón, para entregarte mi vida y depositar en Ti completamente mi confianza. Tú me conoces, Dios mío, y sabes lo que es mejor para mi vida.

Haz Tú lo que quieras hacer, Señor bendito, te lo dejo todo a Ti, pues quién mejor que Tú para dirigir mi vida y conducir mis pasos por el mejor camino. En esta hermosa mañana te pido que cubras todas mis necesidades, que me des siempre un trabajo para poder sustentarme, sabiduría para tomar las mejores decisiones para mi vida y que la abundancia y prosperidad se derramen sobre mí y mi familia.

Que en este día, mi buen Señor, pueda hacer oídos sordos a aquellas palabras de desaliento y ofensa que profieran en mi nombre, pues aunque existan personas que quieran hacerme daño, yo sé que tu amor y tu fidelidad son mi mejor escudo contra las artimañas del enemigo. Dame paz y tranquilidad para hacerle frente a la vida y seguir adelante porque Tú vas conmigo.

Ayúdame, Dios incomparable, a mantener la calma en los momentos de dificultad. Permíteme salir triunfante de aquellos momentos en los que siento que me ahogo y ya no puedo más. Tú eres la calma a mi tempestad, por eso te pido de todo corazón en esta oración, que me cuides, me protejas y me bendigas siempre, mi Padre amado, pues necesito de Ti mucho más de lo que puedas imaginar.

Oración de la mañana para el 29 de Septiembre
Señor, que pronto venga a mí la tranquilidad. Ayúdame a salir de esta situación, por favor.

Te entrego también, Señor de mi vida, a mi familia, a mis amigos y a todos mis seres queridos. Danos la felicidad que nos hace falta, cólmanos de salud y bienestar, pues Tú conoces las dolencias y cargas de cada uno, pero sé también que Tú eres el médico por excelencia y que te encargas de cada uno de nosotros. Que en mi hogar pueda reinar el amor, la comprensión y la unidad.

Ven a sellar las puertas, paredes y ventanas de mi casa con tu preciosísima Sangre, Señor de Señores. Ven a purificar nuestras vidas y que todo lo malo se quede afuera. Ayúdanos, adorado Señor, a ser una familia feliz, una familia unida con esos lazos de amor que solo Tú puedes poner en nuestras vidas. Que todo sentimiento de rencor y odio quede desterrado de mi hogar.

Gracias te doy, mi Señor hermoso, porque si no fuera por tu amor, si no fuera por tu poder, yo estaría perdido mi Dios. Confío plenamente en Ti y en los propósitos que Tú tienes para mi vida. Gracias por la lluvia de bendiciones que empapan este día, sin lugar a miedos e inseguridades.

Qué bueno eres, Rey de Reyes, qué grande es tu bondad que se extiende a cada uno los que creen en Ti y confían en tu palabra. Me quedo contigo en este día sabiendo que vas delante de mí y de todos los míos. Gracias por el hermoso regalo de la vida y gracias por que te puedo sentir a cada instante, como un torrente de agua cristalina bañando mi ser, Amén.

116 comentarios en «Oración de la mañana para el 29 de Septiembre»

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!