Oración de la mañana para el 24 de Noviembre

Señor amado, gracias te doy porque me concedes un día más a tu lado. Tengo la confianza plena de que este día vendrá colmado de tus bendiciones, de muchas alegrías, quizás de pruebas, pero con tu diestra poderosa me sostendrá en todos los momentos del día. Quédate a mi lado durante esta mañana que comienza, Padre Dios.

Cuando estás en mi vida, Señor, no falta nada. Gracias por escuchar mi oración y mi alabanza, dame la fuerza que necesito para continuar, que los ataques y las dudas no resquebrajen mi corazón y permíteme sembrar bondades en mi vida para luego cosechar con mucha alegría. Gracias por el privilegio de la vida, gracias por los detalles que tienes con este tu hijo.

Esta mañana, fiel Señor, enséñame a ver con tus ojos, ya que todo puedes ver dentro de mí, permite que pueda encontrar en Ti la verdad que estoy buscando. Padre celestial, tu fidelidad y tu misericordia me llenan de tu paz. Poderoso Dios, esta mañana mis labios solo quieren alabarte y bendecirte por todo lo que me regalas.

Señor mío, pongo en tus manos este día. Todas mis ilusiones, mis deseos y mis preocupaciones. Escucha y toma mis planes en consideración, porque hay mucho que deseo conseguir, pero solo Tú tienes la última palabra en mis tiempos. Acompáñame durante mi camino, dame ese espíritu de lucha para vencer a las pruebas.

Dios precioso, si el día de hoy Tú tienes planes diferentes, concédeme tu tranquilidad y tu calma para poder entender tus proyectos, dame el discernimiento para comprender lo que necesitas que aprenda. Prepara mi corazón para poder resistir las batallas y envuélvelo de tu magnífico amor para curar sus heridas.

Oración de la mañana para el 24 de Noviembre

Dios mío. Tomas en cuenta mis peticiones, pero que siempre se haga tu maravillosa voluntad.

Gracias Dios mío, elevo esta oración con mucha fe y confianza que escucharás mis ruegos y me concederás el día que te pido. No quiero empezar el día sin estar en Tu presencia. Gracias Señor por ser la estrella de la mañana que iluminará mi sendero. Que el día de hoy sea de mucho provecho y de mucha productividad para mí. 

Esta mañana te pido por mi familia, por sus labores, te pido que los acompañes en todo momento y todos los lugares que deban ir. Te pido Señor mío, que no dejes de colocar tu mano protectora sobre sus corazones para limpiarlos de las manchas y las tristezas que puedan guardar. Mi familia es lo más importante para mí y te pido por ellos.

Bendice mi hogar, bendice mi mesa y bendice mi cotidianidad, dame la sensatez necesaria para vivir una vida bajo tus mandatos para disfrutar de tus bendiciones y para compartirla con la gente que más amo. Conviérteme en el instrumento que lleve tu mensaje de amor hacia los que no te conocen.

Que todo en este día se haga bajo tu voluntad y en tus tiempos perfectos. Gracias Señor, porque sé que tu mano estará sosteniendo mi vida por el resto del día. Todo esto te lo pido en el nombre glorioso de Jesús, Amén.

90 comentarios en «Oración de la mañana para el 24 de Noviembre»

  1. Buenos días, Amado Padre Celestial, esta mañana, me pongo ante tu presencia para darte gracias por este hermoso milagro recibido, la vida Señor, gracias por que me has permitido abrir los ojos y contemplar la luz de un nuevo día, por que he visto el rostro de mis seres queridos, por que tengo salud, tengo una familia que tu me has dado, tengo un techo donde resguardarnos, vestido y sustento, gracias Padre, por los sagrados alimentos que siempre hay en nuestra mesa, y que compartimos en tu Divino Nombre, gracias Señor, por amarnos tanto.
    Perdóname Señor si a lo largo de este día ofendo a mi prójimo, si actúo de manera desagradable a tus ojos, si me dejo llevar por los momentos de ira, por mi soberbia o por la indiferencia, y no escucho la voz de mis hermanos, perdón Señor, si con mi actitud ofendo a mi prójimo, si ignoro su voz pidiendo mi ayuda, no lo permitas Padre Misericordioso, dame paciencia y tolerancia, abre mi corazón al dolor ajeno y permíteme ayudarlo en las medidas de mis posibilidades.
    Bendice Señor a mi familia, a mis amigos, a mi común unidad y a nuestros sacerdotes, protégelos y líbralos de todo mal, no permitas que el enemigo se acerque a él s aleja toda plata, o enfermedad que los aceche, cúbrelos con tu divino manto,.
    Protege Señor nuestro estado estamos aterrados, vivimos con la zozobra de que estamos en peligro latente, la furia de la naturaleza nos está golpeando y está pegándole a nuestros hermanos, protégelos divino Señor, calma la furia de los Ríos detén la lluvia que sigue cayendo y poniendo en peligro a tu pueblo Señor. Perdona nuestros pecados y los pecados del mundo entero, sólo tú puedes hacerlo, pues tuyo es el Reino el Poder y la Gloria a Tí todo Honor y toda Gloria por siempre Amado Señor.
    Bendice mi hogar, Señor, habita en él el, cuida todas las puertas y ventanas donde pueda entrar el enemigo, dame paciencia, tolerancia, fuerza, fortaleza, y mucho amor, para cargar mi cruz que con gusto acepto y llevo a cuestas, tu conoces mi vida, sabes de mis aflicciones, conoces ese problema que me preocupa, todo esto Padre Celestial, lo pongo en tus manos y confío, espero y creo en Ti , elevo mis oraciones al cielo pues se que las escuchas y pongo a tus plantas mis preocupaciones, confiando en tu piedad, todo esto en el Nombre de tu Amado Hijo Jesús. Amén.

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!