Oración de la mañana para el 22 de Octubre

Padre celestial, mis manos se levantan esta mañana para alabarte por el nuevo día que me regalas. Gracias mi Señor santo, porque mis ojos se abren para contemplar tu maravillosa creación y hermosas las bendiciones que tienes para mí hoy.

Esta preciosa mañana quiero darte infinitas gracias porque tu bondad es mayúscula, pues siempre adornas nuestros días con tus bendiciones. Gracias por la felicidad de darme un hogar, una familia, por darme un matrimonio hermoso, por darme unos hijos preciosos y porque siempre estás en medio de nosotros, a pesar de los problemas y dificultades.

Toma mi mano en este día, Señor y toma el control de todos mis momentos. Camina siempre cerca mío para que puedas alejar todo el mal de mi vida. Que el enemigo no tenga opción de tentarme y que tu manto siempre nos proteja a mí y a quienes más lo necesitan.

Dame el valor para hacer frente a las dificultades que se presenten hoy, dame la tranquilidad y la docilidad para aceptar que las cosas no siempre tienen que salir como yo deseo y que tu voluntad es la más importante. Ayúdame con el problema que tengo que solucionar, ayúdame con el momento de angustia que estoy pasando. Aumenta mi fe, reanima mi espíritu y no me dejes caer en la tristeza, ni en la frustración.

También quiero pedirte por las personas que sufren malestares, los que padecen enfermedades y que sus vidas están siendo golpeadas y puestas a prueba. Dales, Señor, la fortaleza para resistir y para entender que aún en los males estás presente. Aparta de ellos el temor y que sepan que Tú los estás cuidando.

Oración de la mañana para el 22 de Octubre
Cuida de mi hogar y de las personas que amo. Danos salud y bienestar para seguir caminando a lo largo de la vida.

Te pido en esta mañana que empieza, bondadoso Señor, por mi familia. Te pido que bendigas sus vidas, que bendigas sus acciones y que siempre puedan ser gratos con todo lo que les regalas. Que siempre podamos alabarte y que en nuestra casa reine tu paz. Gracias Dios mío, porque nunca dejas que falte comida en nuestra mesa, porque tu amor se derrama sin límites sobre nuestros corazones.

Ayúdanos siempre, mi buen Señor, a vivir mejor, afrontando los problemas y situaciones complicadas que se nos presenten de la mejor manera posible. Sé nuestra luz en las tinieblas y nuestra fortaleza cuando la angustia llega. Me dispongo a empezar este día lleno de fe y alegría, sabiendo que estás a mi lado.

Que las decisiones que tome hoy sean fructíferas y traigan mucha dicha a las personas que me rodean. Ayúdame siempre a ser un mejor hijo tuyo y que pueda contagiar mi fe con los demás. Gracias Señor, porque escuchas mi oración, porque mi súplica siempre es atendida y porque tu gracia es grande para con tu hijo. Gracias Padre, porque sé que estarás para mí en este día que comienza.

Señor padre celestial, que este día que inicia sea muy productivo para mí y para mi familia. No despegues ni un solo momento tu mirada vigilante de nosotros, bendícenos a toda hora y líbranos del acecho del enemigo. Todo esto te lo pedimos en el nombre de Jesús, nuestro único salvador, Amén.

135 comentarios en «Oración de la mañana para el 22 de Octubre»

  1. Buenos días. padre Celestias, esta mañana vengo a Tí, alegre y mi corazón lleno de felicidad. Para darte gracias por este. Nuevo despertar, gracias por este nuevo día en que mis ojos se abren y puedo contemplar tu maravillosa creación, gracias por que tengo salud. Suficiente padre para valerme por mi misma, gracias por el techo, el vestido el sustento, por mi amada familia, quue después de Ti es lo que más amo, gracias por los sagrados alimentos que pones en nuestra mesa a diario y que compartimos en tu Divino nombre.gracias por todo Señor.
    Perdona Padre mis errores las fallas que pueda cometer este día, las ofensas que pueda proferir en contra de mis hermanos y los momentos de ira no permitas Señor que me olvidé de Ti, que me aparte de tus preceptos y que ignore el dolor o los problemas de mi prójimo, dame un corazón limpio y haz de mi una persona que actúe a imagen y semejanza tuya.
    Padre Misericordioso, derrama tus bendiciones sobre mi familia, aléjalos de todo peligro o daño que pueda acercarse a a ellos, no permitas que caigan en tentación y aumenta su fe acércalos a tu servicio, y líbralos de todo mal. También te pido por mis amigos, mi comunidad y nuestros sacerdotes, protégelos Señor el peligro aún no ha pasado, libramos de toda plaga que nos amenace, , te pido por todos aquellos que sufren que lloran que están pasando por un problema familiar, una dificultad económica, especialmente por los más necesitados e tu misericordia.
    Este día Señor te pido me des tolerancia, paciencia, fuerza, fortaleza y mucho amor para llevar a cabo mis actividades y cumplir con la misión que me tengas preparada. Todo esto te lo pido en el nombre de tu divino hijo Jesucristo nuestro Redentor. Amén.

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!