Oración de la mañana para el 22 de Julio

Hermoso Dios, gracias por este nuevo despertar. Hoy tengo una nueva oportunidad para poder contemplar la hermosura de tu creación, llenando de fulgor mi corazón. Me siento muy bendecido por tan precioso regalo de amanecer, porque desde el primer abrir de ojos, brillas con tu amor que poco a poco va envolviendo mi habitación.

Gracias Señor, porque cada día lo haces único y especial, demostrando lo que realmente somos para Ti. Porque plasmas un cielo distinto día a día, transmites mucha bondad en la mirada de mis hermanos, y tus palabras son las más precisas. 

Inicio mi mañana elevando una alabanza con toda mi gratitud y mi cariño hacia tu altar. Porque tu amor siempre lo hace hermoso, bendito seas mi Señor por el aire que respiro y que muchos lo consideran algo efímero, por este milagro y oportunidad de vivir en tu presencia, precioso Señor. A Ti toda la gloria, toda tu majestad unida a los corazones de quienes te necesitan.

Gracias por haber sido mi refugio durante la noche, por haber vigilado como un Padre amoroso todos mis sueños. Y ahora que ya despierto más descansado, me dispongo a realizar todas mis actividades con la finalidad de poder agradarte.

Querido Padre, para este día te pido me des mucha sabiduría para tomar las decisiones más prudentes para todas las circunstancias que se presenten y entendimiento para saber aceptar todo el plan de trabajo que contiene cada mandato que tienes destinado para mí, que jamás pierda todo lo que por principios, me fueron formando desde pequeño en casa.

Bendito Señor, la única forma de conocerte es dando amor a los demás todos los días.

Santo Dios, creador de todo lo que nos rodea, quiero seguir agradeciéndote por todo lo que haces para mí y los demás. Que este día lo pueda aprovechar con mucho optimismo, que las buenas situaciones me recuerden la alegría de vivir en tu evangelio, lo hermoso y esencial que es seguirte. Y que las situaciones adversas me enseñen a valorar cada vez más el sentido de mi vida.

Padre de infinita piedad, quisiera esta mañana pedirte por aquellas personas que no tienen a nadie, que por ahora las puedas escuchar, les pueda brindar un buen abrazo o una palabra de motivación, que por distintas circunstancias se han quedado solas en el mundo. Que no den nada perdido, porque aún te tienen a Ti.

Envuélvelas en tu divino amor Señor, dale la oportunidad de aceptar nuevamente como tus hijos y la dicha de poder disfrutar de toda tu misericordia. Dales mucha prosperidad en sus actividades, no los dejes de cuidar por favor, requieren de tu bendición en todo momento.

Ahora sí, ya estoy dispuesto a comenzar este maravilloso día, con la esperanza de que será muy especial porque estarás en todo momento acompañándome y guiando cada paso que brinde. Confío en que esta oración será bien escuchada y que bajo tu voluntad, todo se irá dando, en el nombre de Jesús, Amén.

53 comentarios en «Oración de la mañana para el 22 de Julio»

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!