Oración de la mañana para el 16 de Julio

Amado Padre, hoy amanecí con mucha felicidad en el alma y con la ilusión de que hoy puedo descubrirte en el amor, saber más de Ti, de los designios que tienes para mi vida. Elevo hacia Ti mi gratitud por este nuevo inicio de vida y porque cuidaste mis sueños con mucha ternura como el Padre amoroso que eres. Bendito seas Señor, siempre alabaré tu fidelidad y tu inmensa bondad.

Es hermoso poder despertar, después de una trajinada jornada. Hoy me siento como nuevo, dispuesto a vivir y disfrutar con mucha consciencia todo lo que tu amor me puede ofrecer. Gracias porque así como estas muestras de cariño, me das muchas más razones para no desanimarme de seguir luchando por ser una persona de bien.

Hoy dispongo mi corazón para ser abrazado por tu misericordia, aprender a vivir y disfrutar de mi día con mayor responsabilidad y entusiasmo. Acompáñame en este nuevo amanecer y enséñame a saber aprovechar, todas las oportunidades que me estas brindando.

Dios Todopoderoso, en Ti están puestas mis esperanzas, sé mi fuerza y mi escudo. Todos mis sueños están en Ti, unido a todo lo que espero ser de aquí en adelante, Tú sabes lo que realmente le conviene a mi alma, lo que en verdad necesito, no me dejes solo Señor. 

Hoy guía mis pasos, sigue a mi lado Señor, te necesito en todo lo que tenga que hacer. Porque así como me esperan días llenos de felicidad y de mucho gozo, también me esperan días un poco complicados. Aleja todos los males que quieran apartarme de tu camino, y si en algún momento tenga algún traspié, redirige mi vida hacia Ti de nuevo, divino Dios.

Señor, enciendes mi lámpara y alumbras mis tinieblas, caminas conmigo en los momentos más difíciles.

Bríndame sabiduría para poder escoger entre lo que realmente quiero y verdaderamente necesito, todo lo que me ayude a ser feliz. Enséñame a tener la humildad que Tú tienes para reconocerme como pecador ante Ti y no valerme por mí mismo en las decisiones que tenga que tomar.

Que la única necesidad que jamás desaparezca, sea la tuya. Gracias por regalar un día más de vida también a mi familia, porque otro de los regalos más importantes que tengo después de Ti, son ellos. Hoy te pido que puedas cuidarlos de todo mal, que todas sus aflicciones y dolores puedan ser depositados en Ti, y convertidos en mucha fuerza y motivación para empezar con mucha alegría este día.

Concédenos la dicha de siempre estar juntos, que la compresión y el cariño siempre nos ayuden a crecer en fraternidad, siguiendo tus modelos. No nos dejes mi Dios, escucha siempre nuestros llamados. Bendice sus trabajos, todos los planes que hoy tienen, que cuando los logren no se olviden de Ti, de que todo lo podemos lograr si tenemos un corazón confiado en tus promesas. 

No quiero dejar de alabarte ni cansarme de recurrir a Ti a través de la oración diaria. Que ello sea siempre como el pan de cada día, indispensable para empezar una jornada lleno de energía y con el espíritu lleno de tu gracia. Caminemos juntos mi Señor, quiero descubrir tu voluntad en todo lo que pueda vivir, en el nombre de Jesús, Amén.

52 comentarios en «Oración de la mañana para el 16 de Julio»

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!