Oración de la mañana para el 12 de Julio

Adorado Señor, hoy amanezco nuevamente a tu lado, qué regalo tan hermoso el que me das. Gracias, porque colocas todo lo justo y necesario para poder vivir con felicidad. Es por ello que hoy con la mirada al cielo azul y mi corazón en tus manos, exalto tu bendito nombre Señor.

Cada día no dejas de sorprenderme Dios mío, siempre tienes cosas nuevas por mostrar y muchas maneras de expresar tu amor hacia mí, aunque muchas veces no lo tomamos en cuenta, porque nos nubla el pecado.

Gracias Señor de mi vida, por cuidarme durante toda la noche, por vigilar cada segundo de mi descanso y apartar todo lo que me haya querido perjudicar. Hoy tengo la certeza de que me vas a acompañar en todo lo que haga en este día, animándome con toda tu protección, tus muestras significativas de bondad y tu guía.

Ven Padre celestial, no te apartes, rodéame con tu gracia y restaura mi corazón también. Ayúdame a calmar algunas angustias que pueda tener por algunas situaciones tensas que pueda estar pasando, que todo aquello que me hace daño se esfume lo más pronto Señor.

Que este día yo pueda traer cosas nuevas y buenas a mi vida. Deseo que las sonrisas y la satisfacción de compartir buenos momentos me acompañen todo el tiempo y que todo pensamiento de derrota se vaya a un costado de esta habitación, en tu nombre le cierro las puertas a todo lo que no me haga ver tu rostro, ni sentirme en tu amor. 

Padre Dios, sé que todo forma parte de un gran proyecto. Ayúdame a mantener la fe y haz fuerte mi oración.

También quisiera, que a través de este día, yo pueda enmendar los errores que antes cometí. Tengo una nueva oportunidad y no quiero desaprovecharla mi Señor. No quiero apartar mi mirada de Ti, quiero seguir todos tus pasos y hacer las cosas mejor el día de hoy.

Padre hermoso, Tú que todo lo puedes, te pido que me ayudes a ser más comprensivo con el prójimo, a que pueda ser más caritativo, que pueda pensar más en los demás que en mí. Dame la humildad que necesito para asumir los errores que pueda cometer y reconocerme como una persona que se equivoca, que está en construcción y que no puede hacer las cosas bien, si no camina de tu mano.

Protégeme de las maldades del enemigo, amoroso Dios, llévame con bien a todos los lugares dónde vaya. Líbrame de las injurias de la gente y de los maltratos de que me quieran hacer. Quiero ser amparado por Ti, mi Señor, me encomiendo a Ti.

Que este día que me regalas, sea de mucho bienestar para mi alma, que a través de todo lo que viva, pueda experimentar una vez más la inmensidad de tu amor. Sostén mi mano, no me dejes solo porque no puedo hacer nada sino estás conmigo. Si en algún momento algunas cosas salen diferentes, ayúdame a aceptar tu voluntad, en el nombre de Jesucristo, Amén.

43 comentarios en «Oración de la mañana para el 12 de Julio»

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!