Oración de la mañana para el 8 de Diciembre del 2023

Gracias Dios Padre por concederme un día más de vida bajo tu mirada. Esta mañana solo quiero agradecerte porque colocas innumerables bendiciones en mi vida. Gracias porque tu presencia está en mi corazón desde que inicia el día y me acompaña en todos los momentos que me regalas.

Solo quiero ser grato y darte palabras de alabanza, Padre amado, porque gracias a Ti todo los temores de mi vida han desaparecido, porque gracias a Ti puedo entender que el servicio es una parte fundamental en mi vida y porque te has convertido en la base sólida donde puedo construir mi hogar y mi fe.

Dios omnipotente, si tu presencia está en mi vida no habrá ningún mal que pueda quebrantarme, no existirá nadie en mi contra. Gracias porque eres un Padre justo, amoroso y lleno de bondad que llenas mis días de tu paz y de tu alegría. Señor mío, quédate en el centro de mi hogar para fortalecerme diariamente de tu espíritu.

Esta mañana quiero pedirte por mi familia, para que protejas el camino que van a tomar a sus trabajos, a sus estudios o a los destinos que tengas que llegar. Precioso Señor, muéstrate vigilante al momento de que ellos te necesiten, conviértete en su alegrías para sus buenos momentos y en su consuelo cuando las pruebas sean más grandes que sus fuerzas.

No los desampares ni un momento y recuérdales que la única verdad y felicidad está siguiendo ti camino. Haz que nuestra oración sea fuerte y constante. Aumenta nuestros ánimos y nuestra fe, iluminándonos con tu resplandeciente presencia para que nuestras acciones te agraden y obtengamos más bendiciones de tu parte, mi amado Señor.

Oración de la mañana para el 8 de Diciembre
Padre Amado. Eres la roca fuerte donde sostengo mi morada ¡Eres mi fortaleza!

Señor todopoderoso, lléname de fe y alegría, de confianza y esperanza para poner todos mis proyectas en tus santas y venerables manos. No me dejes caminar en el desierto de la vida, mantén tus ojos sobre mi en los momentos de desolación y hazme salir victoria en estos momentos.

Si durante el día las cosas no salen como yo espero, dame la paciencia y la sabiduría para entender que siempre habrá algo más en tu plan. Dame necesidad de Ti, majestuoso Señor, para buscarte constantemente, a serte útil como un verdadero siervo de tu reino.

Dios mío, ayúdame a llevar tu mensaje de amor a las personas que van por el mundo sin saber que existes, a las que han sufrido decepciones y a las que no tienen esperanza. Que pueda ser un instrumento para mostrarles tu paz y tu amor, para que comprendan que la felicidad que tanto anhelan solo puede venir de Ti.

Padre celestial, concédeme vivir un día lleno de tus bendiciones y ayúdame a vivirlo con mucha alegría. Ayúdame a ponerme de pie si es que cayera en alguna prueba. Gracias te doy porque sé que has preparado este día especialmente para mí y me dispongo a empezarlo con mucha alegría e ilusión. Todo esto te lo pido en el nombre de Jesucristo, la única verdad en el mundo, Amén.

Compártelo: