Oración de la mañana para el 8 de Febrero

Padre de mi amor, gracias quiero darte esta mañana porque me permites compartir un día más con las personas que más quiero. Gracias porque me puedo poner de pie, luego del descanso que me diste, e iniciar el día de la mejor manera, con muchos ánimos y con ganas de concluir todos los planes que tuve en mente y no puede hacerlo ayer.

Quiero agradecerte de manera muy especial porque muchas situaciones de mi vida han cambiado para bien y las que aún no mejorar, prometiste que lo harán. Bendito Padre, dame un alma llena de humildad y de servicio para dar mucho más de lo que pueda recibir. 

Todopoderoso Señor, tengo la certeza de que nada ni nadie podrá derrotarme cuando estás al frente de todo, conviértete en una necesidad para mí y para mi hogar. Lléname de tu paz en los momentos de desesperación y aliméntame cada día con tu espíritu. 

Este hermoso día, quiero suplicarte por mi familia, por aquellos problemas familiares que no podemos solucionar o por aquella enfermedad que atraviesa algún integrante de nuestro hogar. Te pido que coloques tu mano santa y poderosa sobre cada uno de nosotros y cures los males de nuestra alma, que nos mantengas unidos y que nos des muchos esperanzas de que todo saldrá muy bien si estás de nuestro lado.

Bendito Dios, la única verdad que debemos buscar eres Tú, el único camino que debemos seguir eres Tú. Danos muchos ánimos para continuar y ser perseverantes, enséñanos a orar con mayor fervor y con mayor constancia para no quedar expuestos a los males del mundo. Señor, que podamos ser siempre agradecidos con lo que nos muestras.

Oración de la mañana para el 8 de Febrero
Padre Santo, purifica mi alma de los males. Escucha siempre mi plegaria. Amén.

Mi Dios, derrama tu santo espíritu sobre mí corazón, llenándome de tu paz y de tu alegría, que tu fortaleza me envuelva para así poder sentir la seguridad de tu victoria en cada proyecto que tenga en mente. No dejes que me olvides de Ti, ni que camine fuera de tu sombra, quédate cerca de mí cuando aparezcan los momentos de angustia y de dolor.

Maravilloso Señor, sé que el día tendrá muchas dificultades y obstáculos, y quizás, los planes que tenga no saldrán como espero. Dame la oportunidad de ser paciente y de no desesperar, ayúdame a seguir confiando en Ti y a creer en las promesas de tus labios. Señor, quiero saber servirte y saber amarte.

Señor, concédeme el privilegio de ser portador de tu mensaje, que las personas que me rodean puedan conocerte a través de mi testimonio y de mi vida. Acércate a ellos y dame la posibilidad de mostrar lo maravillosa que es tu persona. Que mi fe pueda contagiar a muchos más, bendito Dios.

Padre de los Cielos, dame la oportunidad de tener un día lleno de amor y de tu bendición. Dame la sensatez para saber vivirlo y poder disfrutarlo. Dame la fuerza y la valentía para enfrentar las pruebas y poder regocijarme en tu amor. Todo esto te lo pido bajo la intercesión de Jesús, tu Hijo, Amén.

85 comentarios en «Oración de la mañana para el 8 de Febrero»

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!