Oración de la mañana para el 5 de Junio del 2024

Querido Padre, una nueva luz aparece frente a nosotros y la contemplo con mucha satisfacción en el corazón. Gracias por decirme de esa manera, que ya tienes una promesa trazada para mí en el día de hoy. Acompáñame Señor en este nuevo amanecer, porque contigo, tengo la seguridad de que las cosas me saldrán mejor que ayer.

Quiero que seas el motivo de todos mis esfuerzos, de cada respirar y cada amanecer. Te pido que seas el conductor de mi vida que está por partir con nuevas visiones y oportunidades. Gracias por esta mañana que me permites contemplar la preciosura de tu creación, el esplendor del cielo con todo lo que lo rodea.

Con todas estas primeras maravillas, alzo mi voz hacia Ti en alabanza, que sea la mejor de todas porque lo mereces mi Señor, te alabo con todo lo que tengo y soy, no hay nadie como Tú, bendito Dios. Seas por siempre bendito y alabado Santo y poderoso Señor. 

Hoy tengo muchas cosas por cumplir, personas que ver y compartir. Necesito de Ti para que todo se realice con éxito, sin romper con tus enseñanzas, ni mis principios. No permitas que me olvide ser agradecido en todo momento, porque todo lo que tengo proviene de tu mano, y porque siempre buscas lo justo y necesario para mí. 

Si todo lo que deseo se cumple por gloria tuya, te pido de todo corazón que mi mirada no se aparte de Ti mi Dios. Pero, si las cosas no marchan bien como las había planeado, te pido que no permitas que el desánimo me invada, que no me queje; sino que pueda ver más allá de ese momento de frustración. 

Dios mío, no permitas que mi alma se marchite, atiende mi corazón y llénalo de tu paz.

Esta mañana te pido por los jóvenes, por los que te siguen, para que su perseverancia no se esfume pese a las dificultades; por los que se han alejado de Ti; para que aclares sus dudas y vuelvan como el hijo a su padre; y por aquellos que no te conocen y están en malos pasos.

Que tu infinita misericordia abrace los corazones más necesitados de Ti, calma sus angustias y sus dolores. No olvides que también son hijos tuyos mi Señor. Renueva sus vidas e ilumina con el sol brillante, todo su porvenir y que el día de hoy, sea muy productivo para ellos.

Mi buen Dios, sé mi roca y la fuente de agua viva para mi alma, no apartes tu mirada de mi y dame la oportunidad de verte y saber que estás a mi lado bendito Padre. 

No te alejes por favor, bajo tu gracia me refugio y me lleno de esperanza para terminar el día con la diestra de tu victoria. Aparta todo pensamiento de venganza que no me deje contemplar tu rostro en mis hermanos, que el enemigo no se aproveche de mi debilidad. Confío en Ti, en el nombre de Jesús, Amén.

Compártelo: