Oración de la noche para el 31 de Marzo

El día llega a su fin y el sol ya se oculta para dejar ver una resplandeciente luna a lo lejos en el cielo, mientras que mi corazón reboza de felicidad, al saber que has permanecido a mi lado y no me has soltado de la mano ni en el peor de los momentos.

Estoy tan dichoso Padre, de poder arrodillarme cada noche y agradecer cada una de las maravillas que en tu infinita bondad has creado para mí, y mis hermanos, para que podamos gozar de ellas a plenitud y ser cada día más agradecidos.

Me siento muy feliz esta noche Padre, porque a pesar de tantos altibajos, he podido llegar con bien a la noche, y de igual manera mis seres queridos, estoy en deuda contigo Padre Eterno, porque no hay manera de compensarte tantas atenciones, tantas bendiciones y protección. No quiero caer en lo mundano Señor, déjame ser siempre parte de tu familia y de tu plan de vida, lléname el alma con tus sagradas escrituras y revélame Tu maravilloso plan, para poder estar presto a lo que Tú requieras de mí Señor.

Te estoy agradecido Hermoso Padre, porque me has dado hoy la dicha de tener sustento, de poder contar con personas que amo y me aman, porque nunca me has dejado en tinieblas y porque siempre contestas cada una de mis oraciones.

Oración de la noche para el 31 de Marzo
Acude al Señor en los momentos de angustia y de dolor. Él aliviará tus penas y reconfortará tu corazón.

Me siento a salvo si estoy a tu lado Señor, me siento libre de todas las cadenas de este mundo, no quiero ser uno más que se pierda entre tantos pecados, entre tantas faltas, quiero estar siempre tomado de tu mano, muy muy fuerte, porque de eso depende la felicidad de mi vida.

Quiero ser testigo de tu inmensa bondad Padre, quiero que la gente vea en mí tu rostro, quiero ayudar a otros a llegar a Ti, quiero que todos sepan que nada está perdido si están tomados de tu mano, porque Tú eres el perdón, la vida, y la eternidad, y no hay nada que pueda contra Ti.

Quiero pedirte padre Amado, por aquellas almas descarriadas, que se han apartado de tu presencia, que fingen no necesitarte, pero que en verdad no hay momento en el que tu recuerdo no se les venga a la mente, porque saben que solo contigo encontrarán la paz, la calma y el consuelo, ayúdales a volver a tu rebaño Señor piadoso.

Cuídame Padre, porque el maligno acechando está a que alguien tropiece para hacerlo su presa, te suplico Padre, fortalezcas mi espíritu, para poder tener la firmeza de decir no y de poder defender la existencia de tu Espíritu Santo, que a diario me cuida y me resguarda, te pido Amado Señor, no me olvides, que esta noche pueda conciliar un sueño tranquilo y que no pierda la fe, por más difícil que se torne a veces la vida, dame tu mano Divino Señor y que tu voluntad se haga esta noche sobre mi vida, en el sagrado nombre de Jesucristo, Amén.

Deja un comentario

Don`t copy text!