Oración de la noche para el 23 de Mayo

Padre amoroso, cómo pasa el tiempo tan rápido y ahora, la noche nos está haciendo compañía para poder acercar mi corazón al tuyo y así, darte inmensas gracias. Ya que el trajín terminó, voy haciendo un recuento de todo lo sucedido, para no olvidarme de nada, quiero entregarte todo mediante esta oración.

Gracias Señor, porque hoy permitiste que llegara hasta ahora con bien y en tu presencia, gracias por las buenas experiencias, las buenas compañías y las sonrisas que dibujaste con cada anécdota que nos sucedió en este día. 

Aunque a veces no te llegue a sentir, sé que estás aquí y que no me desamparas. Amado Rey, esta noche me dispongo a descansar y recuperar mis fuerzas a través de mis sueños. Escóndeme bajo tu diestra, no permitas que las perturbaciones me atormenten, dame la esperanza de tener un nuevo día a tu lado y a lado de las personas que más quiero.

Te doy las gracias, porque protegiste a mis seres queridos de todo mal, porque no los dejas solos y los has traído con bien a casa. Esta oración va por ellos también, Oh Padre, porque quiero lo mejor para ellos, porque los amo con toda mi vida. 

Feliz descanso, cree en lo que oras y pide al Señor porque nada es imposible para él.

Danos el valor en todo momento para superar los malos momentos, Padre misericordioso, y no permitas que el enemigo se aproveche de nosotros. Aparta todo sentimiento de maldad y ayúdanos a perdonarnos siempre, a darnos apoyo sin esperar nada a cambio y a estar al pendiente el uno por el otro sin juzgarnos.

Padre celestial, antes de reposar mi cabeza en la almohada, quiero pedirte perdón por mis faltas. Perdón Señor, si hoy fui ingrato contigo o con algún hermano, a veces el ajetreo diario me deja pasar de largo algunos errores. 

Hoy quiero tener la confianza en que Tú resolverás el problema que rompe mi corazón Señor. Que tu misericordia sea la que me llene de esperanza y endulce el trago amargo que estoy pasando con esta dificultades. Te entrego Dios mío, todo mi dolor, para que seas Tú quien lo sane y lo vuelva en una enseñanza.

Me cobijo bajo tu presencia mi buen pastor, para poder tener un descanso pleno en tu amor, escucha cada una de mis súplicas para amortiguar cada reto o problema que avecine y concédeme un día más a tu lado para servirte y alcanzar tu gloria mi Padre de bondad, en el nombre de Jesús, Amén.

51 comentarios en «Oración de la noche para el 23 de Mayo»

  1. Buenas noches Amado Señor, me pongo en tu presencia gradecida por haber llegado a este hora, en que el día terminó y dió paso a la noche, por que nos acompañaste durante est día, nos diste momentos de alegria y felicidad en familia, hiciste que nuestro día transcurriera en paz y bajo tu amor y misericordia, os cobijaste bajo un techo seguro y nos diste vestido y sustento, gracias Padre Celestial, porque pusiste alimentos en nuestra mesa, fuiste nuestra guía y nos cubriste con tu manto de amor, nos protegiste y con permitiste que el enemigo se acerque a mi ni a mis seres queridos. Divino Señor, gracias por eso y mas, pues gozamos de salud, y de tu compañía.
    Te pido perdón i por algún motivo, me aparté de Tí durante este día, si ofendí a mi prójimo, pensando sólo en mí, si no cumplí con tus preceptos como tu lo esperas, Perón Señor, eres tan Bueno, que a pesar de que cometemos errores y los repetimos Tú nos vuelves a perdonar.
    Ayúdame Padre de bondad a resolver ese problema que me está atormentando, yo espero, confío y te amo y estoy segura que escuchas mis súplicas, y todo llegará a buen término en tu tiempo Amado Señor,
    Permíteme retirarme a descansar, cobijada en tu regazo al igual que a mis seres queridos, danos tu bendición para que si es tu voluntad, mañana podamos disfrutar de un nuevo día gozando de tu amor y compañía, y amándote, alabándote y sirviéndote en el nombre de tu Amado Hijo Jesucristo, Dios y Señor Nuestro. Amén

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!