Oración de la noche para el 20 de Agosto

Padre de amor infinito, gracias por regalarme esta noche que con su oscuridad, cubre y sosiega todo para dar paso al silencio y la calma de mi oración. Gracias por todo lo que colocas en mi vida, por todo lo bueno y malo que permites en tu sabiduría, para que yo pueda crecer en fe y esperanza.

Me has regalado un día lleno de muchas cosas que me enseñan constantemente, gracias por acompañarme, por estar tan presente como los latidos de mi corazón, por el gozo de tener a mi familia para compartir y decirles lo mucho que los quiero. Gracias querido Dios, porque me has brindado toda tu protección al realizar mis actividades.

He vuelto a casa con bien, gracias por ver por mi vida, mi seguridad y mis acciones. Gracias Señor, porque pude vivir muchas cosas en este día, por todas las experiencias que me regalas, porque en cada una de ellas obtuve lecciones, de las cuales me ayudan a poder sentirme realizado.

Te doy gracias, porque en mi hogar reina la paz, porque las personas que me quieren no se cansan de cuidarme y quererme como Tú lo haces, porque los amigos que me protegen con ternura y por todos lo que hasta ahora viven en mi corazón. Por dentro de todo esto, estás Tú.

Feliz descanso, te entrego mi corazón en esta noche, para que tomes las riendas de mi vida.

Misericordioso Señor, porque tengo un trabajo que me da lo suficiente para abastecer a mi familia, porque así, puedo llevar un plato de comida a mi casa, vestimenta y porque ellos siempre me reciben en casa con mucho amor y cariño.

Esta noche, te agradezco Señor, porque también tuve situaciones complicadas, por las pruebas que en este día se presentaron con mayor intensidad, y me ayudarán a renovar mi fe. Porque de diversas maneras me enseñas a no tirar la toalla, a que sea honrado en mi trabajo, pese a las tentaciones que me dan escapes rápidos a mis necesidades, pero me ayudaste a estar firme en ello.

Gracias porque pude escucharte y así salir con la consciencia tranquila de esos dilemas. Hoy solo quiero descansar en Ti Señor, dame la tranquilidad que necesito para hacer a un lado mis preocupaciones y las cosas que me afligen. No dejes que el mal tome ventaja de mis fragilidades, protégeme una vez más mi Dios, necesito de tus cuidados.

Si es tu voluntad que yo pueda despertar mañana, dame la convicción de tu amor una vez más Señor, permíteme disfrutar de todas las maravillas que me regalas y hacer las cosas mejor que hoy, te lo pido en nombre de tu Hijo Jesús, Amén.

37 comentarios en «Oración de la noche para el 20 de Agosto»

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!